Un grupo parlamentario busca prohibir en Madrid el pago con tarjeta en salas de apuestas

La iniciativa fue fuertemente resistida por algunos sectores.
La iniciativa fue fuertemente resistida por algunos sectores.

Unidas Podemos presentó en la Asamblea de Madrid una iniciativa para mantener la prohibición del pago por medios electrónicos en casas de apuestas.

España.- El pago con tarjetas de débito y crédito en salones de juego de Madrid sigue en el foco del conflicto. Luego de que la Comunidad de Madrid presentase una consulta pública para evaluar la posibilidad de habilitar los medios de pago electrónicos, se desataron un sinfín de polémicas, lo cual derivó en la posibilidad de retirar el proyecto y la presentación de una nueva iniciativa legislativa para prohibir cualquier intento de avance de la medida. 

En la Asamblea de Madrid, el grupo parlamentario de Unidas Podemos registró una iniciativa mediante la que pide al Gobierno regional que mantenga la prohibición de uso de las tarjetas de débito, crédito, y medios electrónicos en la actividad del juego y las apuestas. Según informó Europa Press se trata de una Proposición No de Ley (PNL).

“La utilización de estos medios facilita el juego compulsivo, disminuyendo el control sobre el volumen de dinero dedicado a la apuesta, potencia la inmediatez del resultado, mecanismo que busca generar compulsión en la actividad y permite, incluso, apostar a crédito usando los límites de la tarjeta, con el consiguiente riesgo financiero”, expuso el partido en su presentación.

El llamado a consulta pública por parte del gobierno de Isabel Ayuso del Proyecto de Orden por el que se regulan los distintos medios de pago para la práctica de determinados juegos de azar, que tiene entre uno de sus puntos la facilitación de los pagos con tarjeta de crédito, fue fuertemente resistido por varios sectores. 

Luego de que se conociera la iniciativa, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) presentó un documento de alegaciones en el que demandaba la retirada del texto porque “contraviene los objetivos de prevención de la ludopatía de la Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024 del Plan Nacional sobre Drogas”, que promueve la ejecución de políticas encaminadas a reducir la presencia y el consumo de juego en la sociedad.

Desde FRAVM aseguraban que la iniciativa contraviene también “el Decreto 19/2022, de 20 de abril del Consejo de Gobierno, de Planificación de Determinados Establecimiento de Juego en la Comunidad de Madrid”, que establece la necesidad de regular las actividades de este sector, “dada la incidencia del juego sobre bienes fundamentales como la salud pública”.

Por otro lado, desde la oposición también se manifestaron en contra de la medida. Mónica García, portavoz de Más Madrid, aseguró que permitir el pago con tarjeta en las casas de apuestas “destroza nuestros barrios y nuestra juventud”.

Por su parte, ante este panorama, el oficialismo abrió la semana pasada el paraguas y el vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, dijo que están abiertos a retirar el proyecto, algo que decidirá una vez se conozcan las “opiniones de la sociedad” al respecto tras el periodo de información pública de quince días para presentar alegaciones.

En ese sentido, durante una conferencia de prensa, Ossorio dijo: “Si se piensa que esa utilización va a ser negativa en la lucha contra las ludopatías, no iremos por ese camino“.

Ver también: Presentan una enmienda a la modificación de la ley del juego que encara Madrid

En este artículo:
comunidad de madrid España Madrid Unidas Podemos