El bingo electrónico ya está regulado en Castilla y León

El bingo electrónico en sala se implementará a partir de la nueva regulación.
El bingo electrónico en sala se implementará a partir de la nueva regulación.

El bingo electrónico en sala ya está regulado en la Comunidad de Castilla y León.


España.- El bingo electrónico en sala ya está regulado en Castilla y León. La información fue publicada por la Consejería de Presidencia en el Boletín Oficial de la Comunidad.

La normativa crea la variante del juego del bingo electrónico, denominada Bingo Electrónico de Sala, y se aprueba su regulación específica en la Comunidad.

Si bien esta modalidad estaba regulada desde el 2008, no podía llevarse a cabo en conexión con otras salas de bingo ni con otras autonomías sin la intervención de una autoridad llamada “Central Operativa del Bingo Interconexionado”.

La nueva orden regula una variante del bingo electrónico que se desarrollará dentro del ámbito exclusivo de cada sala. Será, sin interconexión con otras, con una gestión propia de cada sala de bingo e independiente de las otras salas que deseen practicar esta variante. La norma permitirá a los jugadores participar en el juego utilizando terminales o soportes electrónicos conjuntamente con cartones físicos.

El bingo electrónico de sala es una variante del juego que se practicará de la siguiente manera: los cartones consistirán en unidades informáticas cuyo contenido podrá ser emitido de forma virtual en terminales o soportes electrónicos, o también en soportes físicos para facilitar a los jugadores que lo soliciten el seguimiento de la partida.

Los jugadores tendrán como unidad de juego cartones con el contenido de la Serie BES. Cada uno, por importe de 1, 2, 3 y 6 euros de valor facial.

Podrán adquirir el contenido de los cartones consistentes en unidades informáticas, de forma virtual directamente en un terminal o soporte electrónico, o bien en soporte físico solicitándolo al personal con funciones de vendedor en la sala de bingo.

Finalizada la venta, se comunicará a los jugadores el total de cartones vendidos por ambos medios, así como la cuantía de los premios, en cada terminal o soporte electrónico, en las pantallas informativas y en el sistema de megafonía de la sala.

La recaudación por venta de cartones en cada partida que será destinada al pago de premios consistirá, como mínimo, en el 70% de las cantidades aportadas por todos los jugadores.

En este artículo:
bingo electrónico Castilla y León España legislación