Davi Alcolumbre podría asumir como ponente del Marco Regulatorio del Juego

La designación podría llevar el debate de nuevo a la Cámara.
La designación podría llevar el debate de nuevo a la Cámara.

Días después de que se conociera la posibilidad de postergar el debate de la regulación de los juegos de azar al 2023, surgió ahora una nueva variable.

Brasil.- El Marco Regulatorio del Juego, que permanece freezado desde febrero de este año, podría resurgir pronto. Es que, de acuerdo con medios locales, el proyecto podría tener un nuevo relator.

“El senador Davi Alcolumbre (União-AP) debe ser elegido relator en el Senado de la PL 442/91″. Así lo afirmó la consultora pública Arko Advice. A la lista de posibles relatores se suman también los senadores Angelo Coronel (PSD-BA) e Irajá (PSD-TO).

Con la posible designación, el proyecto hasta entonces archivado por el presidente Rodrigo Pacheco (PSD-MG) volvería a la Cámara. Sin embargo, aún no hay plazo para la votación en el Pleno, y recientemente, el nuevo líder del presidente Jair Bolsonaro en el Senado, Carlos Portinho, estimó que el debate sería pospuesto hasta el 2023.

Alcolumbre abordó el tema en diferentes oportunidades, incluso con representantes de hospitales que ven en el proyecto una oportunidad para financiar el piso de enfermería. El senador fue ponente en el Pleno de la PEC 11/22, que añade a la Constitución el piso para enfermeros y técnicos de enfermería. Mientras leía el informe, defendió la legalización de los juegos como una forma de pagar el aumento salarial.

Highlights del Marco Regulatorio del Juego

El proyecto de ley prevé licencias permanentes o temporales para la explotación de juegos de azar en Brasil, incluyendo bingos, casinos, juegos de animales y resorts con casinos integrados, además de operaciones turísticas.

De aprobarse el proyecto tal como está, cada Estado podrá tener un casino, con excepción de Minas Gerais y Río de Janeiro, que podrán tener dos, y São Paulo, con tres, por sus dimensiones, Amazonas y Pará podrían tener dos casinos cada uno.

El proyecto también permite casinos fluviales, con un establecimiento por río, con una extensión entre 1500 km y 2500 km; dos con un río entre 2500 km y 3500 km; tres, como máximo, cuando el río se extienda por más de 3500 km. El máximo son 10 unidades.

Ver también: Vence el plazo para regular apuestas deportivas en Brasil

Estas embarcaciones no podrán fondear en un mismo lugar por más de 30 días consecutivos, y la concesión podrá ser hasta por 10 establecimientos.

Cruces en la aprobación y un debate pendiente

Después de un sinfín de idas y venidas e incluso anunciada la postergación de su debate para marzo, el Marco Regulatorio del Juego llegó a la Cámara de Diputados de Brasil al cierre de febrero. Y en una sesión súper extensa, el proyecto obtuvo dictamen positivo.

La aprobación fue una derrota para la bancada evangélica, que se articuló en contra de la propuesta. Tras declarar su “oposición intransigente”, el bloque intentó entorpecer la votación del texto que transita por la Cámara desde hace más de 30 años.

En sintonía, el presidente Jair Bolsonaro se manifestó en contra, aunque también señaló una posible vía de escape, a fin de sortear su veto. Si el proyecto de ley es aprobado por el Congreso Nacional y luego vetado por el Presidente, el veto puede mantenerse o anularse. Desde entonces, el texto se encuentra en el Senado para su tratamiento.

En este artículo:
Brasil Davi Alcolumbre Marco regulatorio del juego