Argentina oficializó el aumento en el impuesto sobre el juego

El Impuesto Específico sobre Apuestas fue aprobado a fines del 2016.
El Impuesto Específico sobre Apuestas fue aprobado a fines del 2016.

El gravamen será del 0,95 por ciento y está previsto para paliar el gasto público por la modificación en el Impuesto a las Ganancias.

Argentina.- El Gobierno aumentó un 26 por ciento el Impuesto Específico sobre Apuestas mediante el decreto 179/2017, publicado este jueves en el Boletín Oficial. Hasta hoy, el gravamen era del 0,75 por ciento pero fue subido a 0,95 por el Poder Ejecutivo, que ha hecho uso de su facultad de modificarlo, con un límite de aumento de “hasta un 50 por ciento”, según se recuerda en el decreto.

El impuesto sobre el juego tiene su base en las modificaciones al Impuesto a las Ganancias realizadas a fines del año pasado. Entonces, el Gobierno había negociado con la oposición aumentar los impuestos que pagan los juegos de azar para llegar al número necesario para cubrir la merma de Ganancias en el erario público.

Finalmente, las autoridades pudieron definir los detalles del impuesto y pudieron hacerlo entrar en vigencia después de varios meses de incertidumbre. Los empresarios de la industria se habían mostrado molestos por las demoras en la definición del gravamen y finalmente podrán estimar su margen de ganancias con precisión.

El impuesto se aplicará “la suma original arriesgada por el apostador, cualquiera sea el medio en que se lleve a cabo (fichas, monedas, billetes, etcétera), sin considerar a estos fines las sucesivas ganancias que se generen a lo largo del ciclo de juego”, según indica el artículo 3 del decreto. De esta manera, quedó zanjada la dicotomía entre “coin in”, la forma en que quería cobrar la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y “cash in”, la que finalmente quedó establecida en Argentina.