Se mantiene la incertidumbre sobre el impuesto al juego

El impuesto está previsto para financiar el gasto público por Ganancias.
El impuesto está previsto para financiar el gasto público por Ganancias.

En Argentina crece la preocupación de los empresarios del sector mientras esperan la entrada en vigencia de la ley que pretende financiar las modificaciones en Ganancias.

Argentina.- El gobierno de Mauricio Macri continúa sin promulgar la creación del impuesto al juego que debía cubrir parte del gasto que implicaban las modificaciones al impuesto a las ganancias, proyecto aprobado hace 2 meses.

Los operadores de la industria se muestran preocupados en todo el país y, especialmente, en la Ciudad de Buenos Aires. El problema es que no pueden estimar el futuro margen de ganancias posible y están a la expectativa con respecto a los detalles de la aplicación de la nueva ley. Denuncian también que hay una política en contra del sector, ya que otros temas involucrados en la negociación no fueron debatidos.

Fuentes del ministerio de Hacienda informaron a Elintransigente.com que “todavía” analizan los detalles finales “a todo lo necesario para la reglamentación y que el motivo de la demora fueron los cambios en dicha cartera”; en diciembre su titular, Alfonso Prat Gay, dejó el cargo y el ministerio de Hacienda y Finanzas se dividió en dos.

La modificación de Ganancias prevé que el 0,75 por ciento de cada apuesta que haga en sus salas financie parte del gasto público. Además dictaminó que cada visitante de un bingo o casino pague 28 pesos (cerca de dos dólares) en concepto de entrada.

Los más afectados son los empresarios de la provincia de Buenos Aires, a quienes el ministro de Economía provincial les aumentó el canon de Ingresos Brutos al 15 por ciento, impuesto que se suma al que se implementaría para financiar la modificación de ganancias.