Reino Unido defiende a consumidores frente a un casino

Reino Unido defiende a consumidores frente a un casino

Los empleados de las tiendas advirtieron a la marca sobre un cliente que perdió sus cinco trabajos, su casa y el derecho de ver a sus hijos por su enfermedad con los juegos de azar, pero Paddy Power pareciera haber hecho caso omiso.

Reino Unido.- La página para juegos de casino virtuales Paddy Power obligó a la Comisión de Apuestas de Reino Unido a ponerse firme con las regulaciones del mercado online. El organismo que controla la operación de los casinos informó que el desarrollo de actividades de la marca irlandesa incumple con las leyes que defienden a los consumidores. Ahora, deberá pagar una multa de $280 mil libras ($390 mil dólares).

“Los fracasos históricos descritos en el informe fueron claramente inaceptables para Paddy Power, por lo que estamos fortaleciendo significativamente las operaciones y el personal interno está recibiendo nueva capacitación para asegurar que estos procedimientos se apliquen eficazmente. Paddy Power Betfair toma sus responsabilidades muy en serio y hemos cooperado plenamente con la Comisión de juego en cada etapa de este proceso”, divulgó la empresa mediante un comunicado. Es que la Comisión de Apuestas realizó una ardua investigación por lavado de dinero e incitación compulsiva al juego a clientes con problemas de ludopatía.

Después de admitir errores y prometer la mejora en el control de las actividades que se realizan, Paddy Power acordó con el ente regulador nuevas capacitaciones para empleados y el pago completo de la multa establecida. “Esperamos que la industria aprenda las lecciones de este caso, porque es su deber de mantener el crimen lejos de juegos de azar y proteger a las personas vulnerables de cualquier daño. Si los operadores no implementan los procesos y las políticas destinadas a hacer esto, entonces se arriesgan a perder su licencia de explotación. Paddy Power falló en cómo tratar a sus clientes y ahora se enfrenta las consecuencias de estas acciones de manera muy pública», sentenció el director de programas de la Comisión de Apuestas, Richard Watson.

El hecho de que la marca no estudiara los comportamientos sospechosos de al menos tres clientes, incluso cuando fueron advertidos por su propio personal, hace que la Comisión los investigue por no respetar las políticas y procedimientos que previenen la ludopatía. Como sucedió con uno de los jugadores, Mark Cooney, que fue condenado a 28 meses de prisión por el robo de más de $250 mil libras (349 mil dólares) a dos clientes de los bancos en los que trabajaba. Paddy Power, según la policía local, sabía que Cooney apostaba mucho tiempo y dinero en sus juegos, pero no investigó sobre los fondos con los que lo hacía. La multa simbólica busca reparar los daños sociales y la imagen de la empresa