Nuevo reclamo del turf argentino para reabrir

A más de cuatro meses de suspensión de actividades, los hipódromos esperan la habilitación.
A más de cuatro meses de suspensión de actividades, los hipódromos esperan la habilitación.

Trabajadores del turf volvieron a movilizarse en los hipódromos de Palermo y San Isidro ante la falta de respuestas sobre su reapertura.

Argentina.- El turf volvió a movilizarse para pedir por la reapertura de los hipódromos en la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia.

A más de cuatro meses del decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio que obligó al cierre de todos los establecimientos del país, los trabajadores exigen el regreso de la actividad de la cual dependen 80 mil puestos de trabajo.

Las protestas tuvieron lugar el viernes pasado, a las 11 en el hipódromo de San Isidro y a las 13 en el hipódromo de Palermo, dos de las sedes más relevantesdel turf argentino y latinoamericano.

Mientras en Córdoba y en Tucumán volvieron las carreras, desde hace semanas que se espera la reapertura de estos recintos, luego de la presentación de protocolos que aguardan por la aprobación de las autoridades sanitarias.

«Necesitamos correr», reclamaron los trabajadores, en medio de una crisis económica que se profundiza mientras la cuarentena se extiende en el país por tiempo indefinido a causa de la proliferación de casos.

«Todas las personas relacionadas con el cuidado y el entrenamiento de un caballo pueden movilizarse y la mayoría de los caballos es entrenada en la misma pista en la que luego compite. Sin embargo, no se autoriza la competencia, cuando nosotros estamos proponiendo un protocolo como el que se utilizó antes de la cuarentena, cuando hubo reuniones sin público. Queremos que se corra para tener ingresos, que son los que oxigenan a la actividad, y que habiliten las agencias de apuestas y la industria vuelva a operar, que tenga herramientas», cuestionó Julio Menditeguy, titular del haras Abolengo, y presidente de Criadores Argentinos del Sangre Pura de Carrera, en diálogo con La Nacion. «Si un propietario se lleva su caballo a un campo, hay un grupo de gente que se queda sin trabajo», precisó.

Según habían informado los gremios, tras reunirse con las autoridades, había habido una promesa de volver en agosto o antes, si era posible. Esas noticias llevaron a los hipódromos a armar sus programaciones de carreras con el foco puesto en agosto. Pero hasta ahora no hubo noticias.

«Sentimos que no estamos en el radar y por eso nos vimos obligados a hacer esto. Como el turf no fue incluido en ninguna fase de las que tienen en carpeta para las reaperturas, nos indignamos», explicó el entrenador Pablo Díaz, citado por el mencionado diario.

En tanto, la situación de los jinetes es crítica. Excepto por los muy pocos que tienen un sueldo, viven del 10% del premio que ganan corriendo. Desde marzo no cobran y es por eso que esperan una urgente respuesta de parte del gobierno.

En este artículo:
Argentina carreras Hipódromo Argentino de Palermo Hipódromo de San Isidro turf