La Zarzuela: ¿por qué es un “hipódromo seguro”?

El Hipódromo de La Zarzuela cerró su temporada de invierno y prepara la de primavera.
El Hipódromo de La Zarzuela cerró su temporada de invierno y prepara la de primavera.

El Hipódromo de La Zarzuela funcionó casi sin interrupciones desde junio pasado y cerró su temporada de invierno con éxito, pese a los rebrotes.

España.- El Hipódromo de La Zarzuela cerró con éxito su temporada de invierno el pasado fin de semana, y fue reconocido por su estricto cumplimiento de los protocolos como “hipódromo seguro”.

Ha sido uno de los primeros circos hípicos del mundo en reabrir sus puertas en el marco de la pandemia del Covid-19, en junio pasado, y pudo organizar los encuentros de primavera-verano, otoño e invierno con relativa normalidad.

Pero, ¿cuáles son las características que lo hicieron tan seguro en momentos álgidos de contagio del Covid-19? Repasamos a continuación los protocolos que se aplicaron y se seguirán aplicando en la temporada de primavera.

Hipódromo de La Zarzuela: apuestas seguras

Se colocaron códigos QR en las entradas del establecimiento y en las ventanillas de apuestas para realizar las apuestas online.

Para evitar al máximo el uso de monedas, las apuestas se realizaron comprando bonos de apuestas (voucher) o con el móvil descargando la aplicación.

El pago en efectivo de los boletos premiados durante las carreras se efectuaron sólo en las taquillas habilitadas para pagos en efectivo, donde previamente se han desinfectado las monedas.

Hipódromo de La Zarzuela: protocolo y distancia

El Hipódromo de la Zarzuela tiene más de 20.000 m2 de terrazas y jardines y funcionó con un aforo reducido al 50%, según la orden 1047/2020, de 28 de julio.

Las entradas se adquirieron vía online, en la página web www.hipodromodelazarzuela.es y se recomendó presentar el ticket electrónico para evitar el uso de papel.

El uso de mascarilla fue obligatorio, excepto para los menores de 6 años.

Se ubicaron dispensadores de geles hidroalcohólicos para que la desinfección de manos por parte de visitantes y empleados sea frecuente.

Información y señalética por todo el recinto para recomendar las normas básicas de prevención, así como mensajes constantes por megafonía.

Todas las zonas por las que transitan los visitantes son desinfectadas antes de la apertura al público y durante la jornada de carreras, por un equipo de limpieza y desinfección.

En este artículo:
carreras hípicas