Sigue la polémica por la concesión de las máquinas en el Casino de Mendoza

Mendoza Central Entretenimientos pide una prórroga de 40 días para retirar las máquinas.
Mendoza Central Entretenimientos pide una prórroga de 40 días para retirar las máquinas.

Esta noche vence la concesión de Mendoza Central Entretenimientos y deberá retirar las máquinas tragamonedas del casino.

Argentina.- El Casino Central de Mendoza, ubicado en Godoy Cruz, atraviesa sus horas más agitadas. Luego de que se conociera que la firma Traylon resultó ganadora de una millonaria licitación para proveer las máquinas tragamonedas, desde Plaza Central UTE, la firma desplazada, interpusieron un recurso revocatorio. Hoy, deberían remover sus máquinas para dar lugar a las nuevas.

Este viernes a las 23.59 h se vence la concesión que estaba a cargo de Plaza Central UTE, a través de Mendoza Central Entretenimientos, por lo que se anunció que la sala permanecerá cerrada para que la empresa retire sus 590 tragamonedas. A partir de ahí, Traylon tendrá 48 horas para instalar 400 máquinas de las 720 que prometió en la oferta ganadora.

De acuerdo con lo informado por el medio local El Sol, se trata de una misión casi imposible ya que además de colocar los 400 slots, deberán adecuar el cableado a la nueva maquinaria.

En paralelo, avanza el recurso revocatorio presentado por Plaza Central, en el que la empresa que tuvo la concesión por los últimos 19 años aduce que Traylon presentó una oferta inviable y pide una nueva licitación.

De acuerdo al texto de recurso de revocatoria a la resolución del IPJyC, existen una serie de antecedentes del proceso licitatorio. Uno es la inviabilidad de la oferta económica de Traylon y habla de “daño irreparable al mercado del juego de la provincia de Mendoza”. Invoca el artículo 179 de la Ley de Procedimiento Administrativo de Mendoza Nº 9.003 y pretende que el IPJyC le quite la adjudicación a Traylon. 

El Instituto Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza, presidido por Ida López, debe responder formalmente, ya que además, desde Plaza Central, solicitaron una prórroga de 40 días para continuar explotando las máquinas.  Alfredo Vila, el empresario mendocino que es la cara visible de la empresa desplazada, le dijo a El Sol: “Hasta que no haya una resolución, la administración no puede tomar ninguna medida. Tenemos que seguir operando para no perjudicar al Estado”.

Vila agregó: “Está mal adjudicada. Es imposible que realicen las obras en 48 horas instalando 400 máquinas y el cableado. Por lo menos necesitan 30 días. Es un horror el fallo de la adjudicación”.

Por otro lado, aseguran que la incertidumbre preocupa a los empleados del casino que no fueron informados acerca de lo que ocurrirá en las próximas horas. Algunos temen por el cierre momentáneo, ya que parte de sus ingresos depende de la recaudación de la sala de juegos.

Ver también: El Casino del Este de Mendoza inaugurará próximamente un espacio comercial y un hotel

Las supuestas fallas en la adjudicación

Traylon propuso instalar un “moderno parque de 720 máquinas tragamonedas, con una antigüedad promedio de seis – ocho meses”. Así, prevé que el Casino de Mendoza se convierta en la sala de juego más moderna de la provincia.

Además, la compañía informó que efectuará una inversión que asciende a $2.236m (USD18.1m), destinada a reformas edilicias. Así, además, precisó que se generará “un gran número de puestos de trabajo genuinos para los mendocinos: 85 empleados permanentes y 150 empleados en la ejecución del proyecto de inversión”.

Vila le dijo a Los Andes que hay varias irregularidades en la oferta ganadora: “Hay cosas graves. Reducen la sala de paños (black jack, ruleta que pertenecen al Instituto), trasladan la sala de poker que estaba prohibida, reducen la superficie del bar y acomodan máquinas no a la distancia requerida”.

Además agregó: “800 máquinas nuevas, no sólo no entran en el salón, a USD15.000 por máquina, la inversión llegaría a USD12m; en 10 años no hay forma de que lo recuperen. No van a poder cumplir”.

El canon mensual en concepto de única retribución, del 52 por ciento, que, según el escrito de Plaza Central UTE, no aclara si dicho monto incluye el IVA o no. “Resulta curioso que la Comisión de Preadjudicación manifieste que detraer el impuesto del canon ofertado dejaría en manos de dicha Comisión una facultad que claramente no posee, cuando es el propio Instituto el que mediante la respuesta a la consulta Nº 4 tomó una decisión que claramente excede su ámbito jurisdiccional”, continúa la presentación hecha por la firma que debe retirar sus máquinas tragamonedas para dar lugar a la nueva concesión.

“Ello, en tanto la decisión de si el objeto de la licitación es una prestación de servicios o una coexplotación no corresponde al Instituto, sino que es facultad de la Administración Federal de Ingresos Públicos determinar los impuestos aplicables a la actividad en cuestión”, remarca el escrito publicado por el medio previamente citado.

También se adjunta una comparación dos certificaciones contables con la correspondiente certificación del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Mendoza, que contienen los flujos de caja del negocio de acuerdo a lo ofertado por Traylon S.A. para ambas posibilidades: coexplotación de salas de juegos (IIBB 21.5 por ciento, IVA exento, IIGG 41.5 por ciento) y prestación de servicios de máquinas tragamonedas (IIBB 4 por ciento, IVA RI 21 por ciento, IIGG 35 por ciento).

De acuerdo a estos flujos de caja, en el caso de la coexplotación “la pérdida del negocio durante los 10 años de duración de la licitación es de USD12.434.533 mientras que en el caso de prestación de servicios, la pérdida del negocio durante los 10 años de duración de la licitación es de USD11.364.858.

“En otras palabras, la oferta económica efectuada por Traylon es inviable desde el punto de vista económico financiero, lo cual implicará tarde o temprano un pedido por parte de Traylon de una renegociación del canon con el Instituto. Una vez más, el principal perjudicado por esto va a ser el Instituto, y el estado provincial en forma indirecta, en tanto van a estar vinculados contractualmente con quién no estará en condiciones de cumplir con el contrato o con alguien que intencionalmente irá a pérdida a fin de afectar a las restantes licenciatarias de juego en la provincia de Mendoza”, expresa la firma Plaza Central UTE.

Para la firma perdedora, la adjudicación de Traylon “admite la participación de un actor al cual claramente no le interesa tener un negocio rentable, y que está dispuesto a tener rentabilidad negativa con tal de eliminar a la competencia para luego obtener réditos en virtud de ello”. 

Luego de estos extensos argumentos, la firma Plaza Central UTE solicita que “se deje sin efecto la Resolución, y también el procedimiento licitatorio de referencia, debiendo disponer el Instituto un nuevo procedimiento licitatorio a los fines de evitar la afectación de derechos de terceros”.

No obstante, en caso de que el IPJyC rechace el recurso presentado por Plaza Central UTE, se reserva la posibilidad de concurrir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Ver también: Incertidumbre acerca de la reglamentación del juego online en Mendoza

En este artículo:
Argentina Casino de Mendoza Mendoza Central Entretenimientos Plaza Central Traylon