El sector del juego busca presionar a Vidal

En la provincia funcionan 46 bingos.
En la provincia funcionan 46 bingos.

Los bingueros de Buenos Aires quieren evitar que el gobierno provincial aumente la alícuota de ingresos brutos.

Argentina.- Los empresarios del juego de la provincia de Buenos Aires buscarían presionar a la gobernadora, María Eugenia Vidal por los intentos de aumento en la alícuota de ingresos brutos a las casas de juego. Tras una reunión secreta que mantuvieron a principios de febrero, decidieron mover sus influencias para tomarse revancha por lo que consideran una “traición” de la dirigente provincial.

“Lo de la morsa (Aníbal Fernández) y todo el despelote que armó el gordo (Jorge) Lanata fue financiado con dinero que salió de los bingos, en algunos casos se llevaban hasta el 10 por ciento de la recaudación”, declaró a la agencia de noticias NOVA un binguero del interior bonaerense.

Los empresarios del sector habrían sido artífices de la operación mediática que vinculó a Aníbal Fernández con el narcotráfico y que allanó la victoria de Cambiemos en la región. Las causas que involucraban al ex jefe de Gabinete nunca avanzaron la justicia.

La reunión habría sido integrada por Daniel Angelici, Cristobal López, Daniel Mautone y representantes de Codere. Angelici es un hombre que está denunciado por tráfico de influencias en la justicia por la diputada Elisa Carrió. Las versiones indican que utilizará el poder que ejerce sobre el juez Sebastián Ramos cuando el ministro de Seguridad de la provincia, Cristian Ritondo, deba declarar ante él por la causa en la que es investigado por promover un juicio político contra el juez Alfredo Barbarosch.

Por el lado de Cristobal López, los bingueros buscarían presionar a Vidal utilizando algunos de sus diversos medios de comunicación.

En el 2016, el gobierno provincial tuvo que revertir la suba en el canon de ingresos brutos para las casas de juego y tampoco proyectó cambios en dicho impuesto en el presupuesto de este año. Desde la oposición hubo fuertes críticas porque estos aumentos que no se realizaron y que fueron compensados con subas en tributos a otros sectores.

Actualmente, el ministro de Economía de la provincia, Hernán Lacunza, pretende aumentar el impuesto del 12 al 19 por ciento. De esta manera, generó el malestar en los empresarios que ahora buscarán aplacar esas intenciones.