Ministro irlandés promete un regulador del juego “extremadamente fuerte”

Irlanda busca establecer un regulador poderoso para la industria.
Irlanda busca establecer un regulador poderoso para la industria.

James Browne anunció que la salud pública y el bienestar serán la principal prioridad del nuevo regulador del juego irlandés.

Irlanda – El ministro de Justicia, James Browne, se comprometió a presentar en septiembre una ley para reformar el juego en Irlanda y crear un regulador del juego “extremadamente poderoso” para finales del año.

Hace ocho años se presentó un proyecto de ley para reformar el juego en Irlanda, pero nunca se aprobó. Desde entonces, se han multiplicado los pedidos a favor de una regulación más estricta del sector, incluida la prohibición de los anuncios de apuestas.

La semana pasada, el Presidente de Irlanda, Michael D Higgins, expresó su propia preocupación al respecto, criticando la “peligrosa” publicidad del juego.

Browne afirmó que, a fin de año, habrá un regulador y que la salud pública será su principal prioridad. Dijo que tendrá finalmente 100 empleados, competencias para elaborar reglamentos y códigos de normas e imponer multas.

Añadió: “Es muy importante entender que no se trata de un simple regulador, sino que su principal objetivo será la salud pública en todas sus decisiones y recomendaciones”.

Proyecto de ley de prohibición del juego

Para el senador del Partido Laborista Mark Wall, el calendario de Browne no es lo suficientemente rápido. Al decir: “No podemos esperar tanto tiempo para prohibir la publicidad de las apuestas”.

Afirmó que recibe llamadas y correos electrónicos de personas “que simplemente quieren poder ver su deporte favorito sin tener que pasar por un anuncio tras otro que les anima a apostar”.

El Partido Laborista está presentando su propio proyecto de ley de prohibición del juego. Wall dijo que Irlanda gasta €9.800 millones al año en juegos de azar, “lo que nos sitúa como el séptimo país del mundo que más gasta en juegos de azar por habitante”.

“Lo que más me perturba es que en este país no hay un límite a la publicidad del juego“, añadió. “Y nuestros niños y jóvenes están expuestos a un comportamiento altamente adictivo”.

“Tenemos muchas historias de niños de tan sólo seis años, especialmente cuando estaban siendo educados en casa, preguntando a sus padres de qué trataban estos anuncios”, apuntó.

Wall dijo que una encuesta realizada por su partido descubrió que el 80 por ciento de los encuestados había visto un aumento de los anuncios de juegos de azar y que el 65 por ciento dijo que estaba más inclinado a jugar después de ver los anuncios.

El mes pasado, Ireland’s BoyleSports surgió como posible compradora de parte del negocio europeo de William Hill, que está a la venta tras la adquisición de la empresa por parte de Caesars Entertainment.

En este artículo:
Irlanda Regulación del juego