La CGR denuncia falta de control sobre el juego ilegal en Chile

La CGR instó a trabajar junto a la SCJ para fiscalizar el cumplimiento de la ley.
La CGR instó a trabajar junto a la SCJ para fiscalizar el cumplimiento de la ley.

Luego de realizar una auditoría al Ministerio del Interior, se detectó que no se están tomando medidas para evitar el juego clandestino.

Chile.- La Contraloría General de la República (CGR) detectó, tras una auditoría realizada al Ministerio del Interior, que no se han tomado medidas para retirar de circulación las máquinas tragamonedas de los negocios no aprobados por la ley. Desde el 2013, las autoridades intentan regular el funcionamiento de las máquinas que funcionan en negocios no autorizados (sólo pueden operarlas los casinos establecidos) aunque, por ahora, no han tenido éxito.

La CGR apuntó que ni el Ministerio del Interior, ni las gobernaciones, ni las intendencias están tomando las medidas necesarias para hacer cumplir la ley que prohíbe las slots en determinados negocios. Además, instó a coordinar junto con la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) las acciones necesarias para erradicar el problema del juego clandestino.

Un censo realizado por la SCJ detectó que existen más de 33 mil máquinas de juego que entregan dinero en concepto de premio en 87 comunas del país. Estación Central es la que mayor cantidad aporta al número total, ya que funcionan allí 1600 máquinas tragamonedas.

En diciembre, la CGR publicó un dictamen para que los municipios puedan entregar patentes luego de determinar si la máquina a ser instalada cumple con las condiciones establecidas por la ley. Si se determinara que corresponde a un juego de habilidad, se otorgaría una licencia, mientras que si se tratara de un juego de azar, no.

El ex titular de la SCJ, Francisco Leiva, indicó que la diferencia radica en una falta de regulación sobre las máquinas de destreza. “Si hubiera una regulación clara de esta actividad económica, donde se asignen atribuciones al organismo que otorga las patentes, ahí la coordinación entre las instituciones sería más simple”, apuntó.

Desde la Subsecretaría de Interior adelantaron que “se va a cumplir lo dispuesto por la Contraloría en los plazos requeridos en el informe”.