Foz do Iguazú podría tener su propio casino

Según un estudio la legalización de los juegos puede generar más de US$3 mil millones año.
Según un estudio la legalización de los juegos puede generar más de US$3 mil millones año.

El proyecto depende de la aprobación de la legalización del juego en Brasil. La votación está prevista para mediados de febrero.

Brasil.- Foz do Iguazú, la ciudad brasileña situada en el límite con Argentina y Paraguay podría tener su propio casino si se legaliza el juego en Brasil, uno de los proyectos más polémicos que se debatirán el próximo mes de febrero en el Congreso.

“Estamos muy interesados ​​en debatir y aprobar este proyecto porque en su esencia está la liberación de los casinos y nuestra Foz do Iguazú se beneficiará mucho si la propuesta es aprobada y sancionada”, explicó el diputado federal Vermelho (PDS-PR).

El artículo propone la legalización de todo tipo de juegos, como los casinos integrados en resorts, casinos urbanos y turísticos, juegos de animales, apuestas deportivas, bingos, juegos de habilidad y carreras de caballos. Las licencias se otorgarán a través de subastas y los juegos serán supervisados ​​por un organismo regulador y supervisor federal.

“Foz do Iguazú necesita ser contemplada con un casino para garantizar la permanencia de los visitantes por más tiempo. Muchos apostarán en los países donde se lanza el juego, como Paraguay, Uruguay y Argentina”, dijo Vermelho.

Prioridad en la agenda política

En diciembre, la Cámara de Diputados había aprobado la urgencia del texto del proyecto que enfrenta una fuerte resistencia de algunos diputados de la bancada evangélica.

Sin embargo, en los últimos días se han suavizado las asperezas y se han pacificado las cuestiones en torno a la votación del texto. A su vez, el presidente Jair Bolsonaro no quiere confrontar con la bancada evangélica y prefiere el consenso para evitar ser presionado por un posible veto.

Por su parte, Vermelho forma parte del Grupo de Trabajo (GT) de la Comisión de Turismo, a cargo de modernizar y actualizar el proyecto. “Brasil ya tiene el juego de los animales y algunos juegos online operando al margen de la ley, evadiendo impuestos y dejando a los trabajadores sin garantías. Necesitamos legalizar los juegos para generar empleos formales y aumentar la recaudación para invertir en lo social”, comentó el diputado.

Un estudio del Instituto Juego Legal dice que la legalización de los juegos puede generar 20 mil millones de reales al año (más de U$S3 mil millones) a las arcas públicas y generar más de 700 mil empleos formales.

El mismo estudio dice que Singapur atrajo alrededor de 9 millones de turistas al año antes de legalizar los casinos; ahora son 19 millones. En Macao, los visitantes pasaron de 7,4 millones a 35 millones, agrega. Brasil nunca ha superado los 7 millones de turistas internacionales.

En este artículo:
Casinos en Brasil legalización del juego