Escándalo en Amaya por acusaciones contra su CEO, en Canadá

David Baazov enfrenta cargos por abuso de información privilegiada para manipular el precio de las acciones, elevados por la Autorité des Marchés Financiers (AMF) de Quebec.

Canadá.- Amaya es la mayor empresa de juegos de azar online del mundo y está en el ojo de la tormenta después de que su CEO, David Baazov fuera acusado de abusar de información privilegiada. El objetivo habría sido manipular el precio de las acciones, según la Autorité des Marchés Financiers (AMF) de Quebec, ligada a la compra de PokerStars y Full Tilt Poker en 2014 por 4.900 millones de dólares.

El Ente Regulador de Valores dijo que había presentado cinco cargos contra Baazov por “ayudar con las tratativas cuando estaba en posesión de información privilegiada, influía o intentaba influir en el precio de mercado de los valores de Amaya Inc, y comunicar información privilegiada”. La AMF confirmó los cargos contra Baazov, además de Benjamin Ahdoot, y Yoel Altman, a través de tres empresas, con 23 cargos relacionados con la manipulación de precios de las acciones entre 2013 y 2014.

También dijo que ejecutó órdenes de registro y dio la orden de detener el comercio de acciones a otras 13 personas con vínculos con Amaya. Esas personas están acusadas de ganar hasta 1,5 millones de dólaresen los últimos cinco años a causa de abuso de información privilegiada. A través de un comunicado, Baazov dijo que está “muy seguros de ser hallado inocente de todos los cargos. Siempre he estado orgulloso de mi reputación de integridad personal y de una conducta comercial ética”.

AMF informó en diciembre que estaba investigando a Amaya debido a la compra por 4.900 millones de dólares de PokerStars en junio de 2015. El anuncio dejó caer el precio de la acción de Amaya en un 18 por ciento en ese día, y los precios de las acciones han estado en una tendencia a la baja desde noviembre pasado. El ente regulador también allanó las oficinas de Manulife Financial y de la banca de inversión Canaccord Genuity. Canaccord era un asesor clave para el Grupo Oldford, la compañía matriz de los anteriores propietarios de PokerStars.