Nuevos desafíos para el casino de Paraguay

El proyecto fue rechazado por la Cámara Paraguaya de Construcción.
El proyecto fue rechazado por la Cámara Paraguaya de Construcción.

La instalación del casino en el actual predio de la aduana en Ciudad del Este fue rechazada por varios sectores políticos y sociales.

Paraguay.- El controversial casino aprobado por el gobierno paraguayo, liderado por Horacio Cartes, fue nuevamente rechazado por una importante entidad política y social. La Cámara Paraguaya de Construcción (Capaco), Regional Alto Paraná, y representantes de arquitectos  revelaron su negativa a desarrollar el complejo de juegos y apuestas en el actual predio de la aduana nacional.

El nuevo casino, que busca generar crecimientos relevantes para la industria del turismo en Ciudad del Este, lindera con las Cataratas de Iguazú de Argentina y de Brasil, provocó controversia desde que fue anunciado. A pesar de que el gobierno aprobó la construcción y comenzó el proceso de licitación, varios grupos sociales y políticos manifestaron su rechazo.

Además, la Capaco pidió al gobierno que frenara la mudanza de la Administración Nacional de Puerto (ANNP) del Puente de la Amistad. Mientras tanto, las autoridades continúan evaluando varios proyectos que se realizarán en el predio, aunque se estima que la empresa ganadora resultará ser Hard Rock International, de origen estadounidense.

La Capaco justifica su rechazo por el significado histórico que representa el predio de la ANNP, un espacio público y cultural. “La memoria se construye con la identificación y el reconocimiento de los sitios que han marcado la historia y con el uso colectivo de los mismos. De ahí la importancia de la permanencia de los sitios históricos. Sin ellos no existiría sociedad comprometida, y tampoco progreso colectivo en armonía. Hoy, la zona costera adolece de un vínculo con la ciudad, por el uso anárquico y sin planificación alguna, en beneficio de muy pocos y en desmedro de la toda la ciudadanía”, detalló la institución en un comunicado.

Y agregó: “Instamos a las autoridades a detener cualquier intervención en esta área hasta tener un proyecto participativo, consensuado, que contemple y defina una visión integral del borde costero y de su vínculo con la ciudad».