Cerrarán los bingos de la Ciudad de Buenos Aires

Cerrarán los bingos de la Ciudad de Buenos Aires

De no modificarse el cierre de la medida cautelar que los mantiene en funcionamiento, estas cinco salas de juego argentinas bajarán sus persianas, dejando en la calle a cientos de trabajadores.

Argentina.- El 29 de este mes es el día en que los cinco bingos emplazados en la Ciudad de Buenos Aires cerrarán sus puertas. Es que Lotería Nacional no renovará las prórrogas ni abrirá licitaciones. Desde el Gobierno se  avala la medida, por «el peligro» de que sumen máquinas tragamonedas. Ese día caerá la medida cautelar que mantiene con vida las salas de Congreso, Flores, Caballito, Belgrano y peatonal Lavalle.

Los dueños de los bingos sabían que el riesgo económico de tener salas de juego sin máquinas tragamonedas era alto. Pero no querían venderlas, con la esperanza de lograr, algún día, que el Estado les permitiera meter slots machines, como hizo en su momento Néstor Kirchner con Cristóbal López.

La suerte cambió para ellos el día que Mauricio Macri ganó las elecciones. La situación entró en un camino sin retorno, ya que el PRO no quiere saber nada con mantener en pie esos bingos. En el medio hay 450 empleados que quedarán en la calle en diez días, según estimaron desde ALEARA, el sindicato que los representa. Ante el inminente desenlace, Ariel Fassione, secretario general, quiere asegurarse que «todos los trabajadores cobren hasta el último día actividad y sus correspondientes indemnizaciones».

En la Ciudad los bingos son manejados por los empresarios Nazareno Lacquaniti (Congreso, Flores, Belgrano y peatonal Lavalle) y Norberto Vicente (Caballito). En medios locales se habla de un costo de 3 millones de dólares. Hasta ahora, nadie sabe qué pasará con el derecho laboral de los trabajadores.