Un salón de juego clandestino fue desmantelado en la capital argentina

Se secuestraron 8 mil fichas, 42 mazos de cartas y 3 mil dólares.
Se secuestraron 8 mil fichas, 42 mazos de cartas y 3 mil dólares.

Todo sucedió en el marco de una extensa investigación ordenada por el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 1, a cargo de la Dra. Natalia Molina.

Argentina.- La Policía de la Ciudad desbarató una importante organización dedicada al juego clandestino. Todo sucedió en el marco de una extensa investigación ordenada por el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 1, a cargo de la Dra. Natalia Molina, y la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 35, a cargo de la Dra. Celsa Ramírez.

El allanamiento del “Club Paternal” fue llevado a cabo por la Policía de la Ciudad. Del operativo participaron brigadas de la Superintendencia de Investigaciones y el grupo de contención B.R.I., conjuntamente con personal de la Agencia Gubernamental de Control, la Dirección General de Fiscalización y Control, del Instituto de Juegos de Apuestas, funcionarios de la Gerencia de Fiscalización de la Lotería Nacional de Sociedad del Estado y de la Dirección Nacional de Migraciones.

Cuando los efectivos ingresaron al club, se estaba desarrollando un torneo de poker, y rápidamente se constató que regularmente allí funcionaba una especie de casino, con mesas de poker y otros juegos con apuestas de por medio, sumado a que el local no poseía habilitación municipal y las condiciones de seguridad e higiene eran deficientes.

Como consecuencia se secuestraron unas 8 mil fichas, 42 mazos de cartas y la suma de 46 mil pesos en efectivo (3 mil dólares aproximadamente), un teléfono celular que estaba conectado en red con torneos de Poker; una notebook que registraba los datos de los jugadores participantes del torneo y las apuestas realizadas, 3 televisores LED y artículos varios de publicidad y promoción de torneos de poker. Por supuesto, el club fue clausurado administrativa y judicialmente, mientras que el promotor del torneo y el encargado del local fueron imputados por infracción al artículo 116 del Código Contravencional.