Prohíben la entrada de inspectores en el Hipódromo argentino de Palermo

Prohíben la entrada de inspectores en el Hipódromo argentino de Palermo

La Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad (AGC) denunció a dos de los restoranes que funcionan dentro del predio porque les negaron el ingreso.

Argentina.- El enfrentamiento entre el gobierno porteño y nacional y los empresarios del juego argentinos no cesa. Esta vez, la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad (AGC) denunció ante la Justicia a dos de los restoranes que funcionan dentro del predio de Palermo, porque les negaron el ingreso a inspectores que pretendían chequear las condiciones de seguridad e higiene en los establecimientos.

La semana pasada, la AGC les había enviado a los restoranes Tucson y La París una notificación informándoles que ese día les iban a hacer una inspección de rutina, en el marco del programa de Auditorías Programadas. Iba a ser el primer control en años, luego de que el Gobierno kirchnerista se negara permanentemente a que el organismo de control ingresara en el Hipódromo y los barcos-casino, con el argumento de que se trataba de terrenos que dependen del Estado federal y no de la Ciudad.

Pero pese a que ahora la Nación, tras el cambio de gobierno, acepta la potestad de la Ciudad sobre el juego y sus actividades asociadas, los concesionarios de ambos restoranes les negaron el ingreso a los inspectores de la AGC. Por eso, el organismo presentó una denuncia ante el fiscal Juan Rozas, del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad. En tanto, ya notificaron a otros nueve comercios que funcionan en el predio que la semana que viene irán a revisarlos.

En medio de este desencuentro de partes, hace unos días, la Nación publicó el decreto que inició el traspaso del juego a la Ciudad, por lo que muy pronto, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta podrá inspeccionar y cobrarle impuestos a la actividad.