Preocupación por nuevos cierres en Buenos Aires

Créditos: nuevaeranet.com.ar
Créditos: nuevaeranet.com.ar

La política de reducción de juego en la provincia de Buenos Aires podría continuar con el cierre del hipódromo y el casino de Tandil.

Argentina.- La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, sacudió a la industria con el anuncio del cierre de tres casinos y un bingo en la provincia y encendió las alarmas en el sector. Particularmente, en Tandil advierten que podrían verse directamente afectados, ya que el hipódromo y el casino de la ciudad estarían entre los próximos blancos de la administración de Cambiemos.

El Jockey Club de Azul, que administra el hipódromo de la ciudad homónima y el de Tandil, suspendió las carreras por “un sospechoso atraso” en el pago de subsidios de noviembre y diciembre de Lotería de la Provincia.

Según apuntan desde la industria hípica, las dificultades que atraviesan no son causadas por otra cosa que una cruzada del ministro de Economía de Buenos Aires, Hernán Lacunza, contra las carreras de caballos ya que “no son rentables, ya casi nadie juega, genera ambientes sociales marginales y, para colmo de males, le cuestan mucho dinero a la provincia”. Por eso, podrían promover el cierre de los cuatro hipódromos de la región (La Plata, San Isidro, Azul y Tandil) durante los próximos años, siendo el más afectado el último de los cuatro.

En cuanto al casino, la licitación de las máquinas tragamonedas en toda la provincia podría afectar seriamente a Tandil. Boldt, que ostenta la concesión actualmente, podría retirar todas sus inversiones en la región si no resulta ganadora del proceso y eso tiene en vilo a la municipalidad, ya que incluiría a un hotel y sala de convenciones que generaría millones de dólares y muchos puestos de trabajo.

Por ahora, el sector sigue luchando para evitar los cierres que ya se han anunciado, pero podría verse todavía más perjudicado si se mantiene la línea política del gobierno de Vidal.

En este artículo:
Argentina Casino de Tandil casinos