Podemos denunció irregularidades en casino de Tenerife

Podemos pidió que se licite la concesión para explotar los bares y restaurantes del casino.
Podemos pidió que se licite la concesión para explotar los bares y restaurantes del casino.

Miembros de Podemos en el Cabildo de Tenerife instaron al presidente de los consejos a actuar sobre irregularidades en el Casino de las Américas.

España.- Podemos ha elevado una petición a Carlos Alonso, presidente de los consejos de administración de los tres casinos públicos de Tenerife, sobre el Casino de las Américas para que “dadas las graves irregularidades en que está incurriendo la empresa que explota el servicio de restauración y bar de casinos, se convoque concurso público y de libre concurrencia, en pro de los derechos laborales de su plantilla y del interés general”.

La empresa que tiene la concesión de ese servicio “realiza una gestión lamentable y precaria de este recurso e incumple la legalidad y las obligaciones pactadas en el convenio provincial de hostelería tanto en materia empresarial, como en las pésimas condiciones laborales de la plantilla”, explicó el consejero Julio Concepción.

El miembro de Podemos indicó que hay “pagos en dinero negro, sueldos impagados, contrataciones en fraude de ley, despidos sin pago de las liquidaciones correspondientes y menos días de libranza de lo que procede legalmente”.

El año pasado, comenzó a pedir información sobre el estado de la concesión en cuestión tras ser alertado de las irregularidades por varios trabajadores. Desde el Gobierno se le indicó falsamente -según Concepción- que la información sobre ello estaba en las actas que se le habían entregado. Al indicar que no contaba con la información solicitada, se le respondió que “el servició había sido subrogado”, por lo que el consejero apunta: “Estamos hablando de una contratación de hace décadas que nunca se ha sacado a concurso público”.

Además de su critica a los responsables políticos del Cabildo, recalcó que comprobaron que “las auditorías que supuestamente fiscalizan el funcionamiento de sociedades insulares como ésta, no detectan irregularidades graves como las que están produciéndose en el citado servicio de bar”.

Concepción agregó que tanto la problemática concesión como todos los contratos que dependen de las sociedades del Cabildo “deben adjudicarse vía concurso público garantizando la libre concurrencia de empresas» y disparó contra los altos cargos: “No deben dedicarse, como ha ocurrido en casinos, a hacer inversiones especulativas de alto riesgo y a intentar arruinar empresas públicas altamente rentables para justificar su privatización”.