Madrid rechazó al “segundo Eurovegas”

Cordish preveía invertir hasta US$ 3 mil millones en la construcción del complejo.
Cordish preveía invertir hasta US$ 3 mil millones en la construcción del complejo.

El proyecto de Cordish para construir el Live! Resorts Madrid-España no será tramitado por la Comunidad de Madrid.

España.- El proyecto del complejo Live! Resorts Madrid-España en Torres de la Alameda no será tratado por la Comunidad de Madrid por considerarlo un centro integrado de desarrollo y por cuestionar su viabilidad económica. La propuesta de un “segundo Eurovegas” planteada por el grupo estadounidense Cordish era la única que se planteaba como competencia del BCN World.

Según la Comunidad, la propuesta no permite valorar el impacto “relevante, efectivo y duradero de las actividades proyectadas en el desarrollo económico, social y cultural de la región”. Además, cuestiona que su contrucción implique una inversión de 340 millones de euros para el gobierno en materia de transporte público y más infraestructura necesaria para su funcionamiento. Sin embargo, si los promotores corrigen el proyecto o si lo presentan a través de otro tipo de procedimiento, existe la posibilidad de que sea autorizado.

En diciembre, Cordish anunció que preveía invertir $ 2.200 millones de dólares (más de dos mil millones de euros) que podrían llegar a ser $ 3 mil millones de dólares, para construir el complejo de 134 hectáreas en Torres de la Alameda, al este de Madrid, que generaría más de 56 mil empleos.

La Comunidad de Madrid cuestiona que el complejo cumpla “con el carácter multisectorial y de interés regional materializado” que permita considerarlo un centro integrado de desarrollo (CID), rótulo bajo el que se buscaba ubicar al proyecto. Esto es porque Global Cities Madrid S.A., promotor de Live! Resorts Madrid-España, sólo asegura desarrollar su área central (hotel, zona comercial y de hostelería, área de juego, centro de convenciones y estacionamiento). El resto de la construcción quedaba sujeta a la existencia de una “demanda suficiente”, aunque no estaban determinadas las condiciones.

El régimen particular que tienen los CID implica que puedan construirse en cualquier tipo de suelo y la reducción en un 10 por ciento de los tipos tributarios de los casinos. Aprobar un CID con casino de juego impide autorizar otro proyecto que también lo tenga por diez años. Pese a que la solicitud de Cordish a la Comunidad de Madrid cumple con la viabilidad medioambiental y de gestión del juego, el cuestionamiento de que sea un CID y sobre su viabilidad económica ha dejado trunco al “segundo Eurovegas”.