La provincia argentina de Jujuy tendría su Instituto Provincial de Juegos de Azar y Casinos

Este organismo ejercería además su autoridad sobre juegos de banca.
Este organismo ejercería además su autoridad sobre juegos de banca.

El proyecto nace del Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular (FUyO) y espera la regulación a nivel jurídica, económica y médico sanitaria.

Argentina.- El Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular (FUyO) presentó un proyecto para regular los juegos de azar y casinos en todas sus dimensiones: jurídica, económica y médico sanitaria. En la propuesta se incluye la creación del Instituto Provincial de Juegos de Azar y Casinos como órgano descentralizado y autárquico. La iniciativa promueve una visión integral y aborda el tema de la ludopatía desde una perspectiva no estigmatizante sino vinculada con la necesidad de generar conciencia sobre el juego responsable.

En medios locales, Manuel Esquivel (autor del proyecto), explicó: “Ante un tema sobre el que nunca se promovió el debate en la sociedad nos pareció importante presentar un proyecto propio en el que se abordará el tema desde una perspectiva integradora que considerara todas las perspectivas vinculadas con los juegos de azar y los casinos”.

El proyecto prevé la creación del Instituto Provincial de Juegos de Azar y Casinos que funcionaría dentro de la Administración Pública y con el objeto de autorizar, regular, organizar, administrar, explotar, fiscalizar y controlar todas aquellas actividades inherentes al juego de azar, vigentes o futuras. Este organismo ejercería además su autoridad sobre todos los juegos de banca realizados en cualquier clase de aparatos, máquinas y/o útiles que actualmente funcionan en los casinos reconocidos por la provincia de Jujuy como así también, de la totalidad de juegos a crearse en el futuro.

En cuanto a la perspectiva económica, el legislador indicó que el problema de las mesas de juego clandestinas, las ofertas de juegos de azar sin control o en la ilegalidad acarrean un perjuicio al erario público si se entiende a esta actividad como actividad económica y pasible de gravámenes. Por último, y en relación al juego como adicción, Esquivel indicó que se debe promover el control de los juegos de azar de la mano de la creación de un verdadero Programa de Prevención del Juego Responsable y que el tratamiento de la ludopatía también tienen que estar contemplado en ésta ley.