La izquierda malagueña se opone al nuevo casino

La agrupación Málaga para la Gente presentó una moción contra la creación de un hotel con casino y centro comercial sobre el dique de Levante.

España.- La comisión de Ordenación del Territorio, Vivienda, Movilidad, Accesibilidad y Seguridad del Municipio de Málaga analizará en los próximos días la moción presentada por el partido Málaga para la Gente en rechazo al proyecto de un hotel casino, que también contaría con un centro comercial sobre el dique de Levante.

El vocero del partido, Eduardo Zorrilla, aseveró que la construcción “transformará de una manera drástica la imagen de la ciudad, y relegará a un segundo plano edificios tan importantes como la Catedral, la Alcazaba o la Farola, por su insostenibilidad e impacto visual y ambiental”.

La agrupación política instó al gobierno a realizar un “debate en profundidad” con la mayor participación ciudadana posible. Piden que las autoridades consulten a los expertos en hotelería y casinos, a profesionales y técnicos con reconocido prestigio y profesionalismo para que estos realicen informes rigurosos “por tratarse de un tema de importancia por ser la fachada principal de la ciudad y de una obra que va a perdurar durante muchas décadas”.

Con la moción, intentan que se adopten las medidas necesarias desde Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), el OMAU, el Area de Movilidad, el Area de Economía, Playas y Sostenibilidad Medioambiental, “para acometer estudios serios y rigurosos de viabilidad económica, ambiental e impacto paisajístico del rascacielos de uso hotelero del puerto”.

También urgieron a la Autoridad Portuaria que realice un estudio económico-financiero “solvente y verosímil”, donde también haya participación pública y que tenga “todas las garantías de un proceso administrativo transparente, la obligatoriedad de un pliego de condiciones y prescripciones técnicas y normativas, que se condicione a que se presente un estudio riguroso de los parámetros de inversión, construcción, desarrollo y concesión, para hacer cumplir estrictamente la legalidad”.

“La Autoridad Portuaria, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el Gobierno andaluz, puestos de común acuerdo, quieren perpetrar un horrendo macro rascacielos que transformaría por completo la imagen de nuestra ciudad”, denunció Zorrilla.

Según Málaga para la Gente, el proyecto se gestó ilegalmente, ignorando el marco regulatorio para el avance de una construcción semejante y todo “para erigir un mastodóntico edificio nada original, una mala copia, y más pequeña, de la Torre Pelli de Sevilla, que relegaría a un segundo plano a los edificios más emblemáticos de la ciudad”.

También realizaron una enfática crítica sobre la asignación de un terreno público para un emprendimiento de estas características y apuntaron: “Las torres, los rascacielos y los casinos son fuentes de impactos económicos y ambientales que la mayoría de las veces se traducen en riesgos, fraudes y proyectos abandonados o frustrados”.

Zorrilla criticó que “todo esto se hace sin ningún debate real, sin participación, con opacidad y sin el consenso necesario de la ciudadanía y los agentes interesados”.