La izquierda española busca limitar la publicidad del juego

El proyecto busca disminuir la ludopatía y el juego en los jóvenes.
El proyecto busca disminuir la ludopatía y el juego en los jóvenes.

El PSOE presentó en el Congreso una proposición no de ley para modificar la Ley de Regulación del Juego del 2011 y controlar la publicidad.

España.- Una nueva iniciativa para regular la publicidad de los juegos de azar y apuestas fue presentada este lunes por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que elevó al Congreso de España una proposición no de ley para limitarla. La iniciativa exhorta al gobierno a desarrollar reglamentariamente la publicidad y la protección de los consumidores (en el plazo de tres meses) en la Ley de Regulación del Juego del 2011.

Según el secretario del Grupo Socialista, Miguel Angel Heredia, el incremento de los usuarios en España fue de 3 millones de personas entre el 2012 y el 2015, llegando a 5 millones de clientes que apostaron 8.600 millones de euros, un 32% más que el año anterior. Sólo en el primer semestre del 2016 se habla de 5.400 millones.

Asimismo se mostró preocupado porque los jóvenes se estén «enganchando» a los juegos de azar «muy por encima de la media» e insistió en la necesidad de desarrollar el reglamento de la ley ante la aparición de «campañas muy agresivas para fomentar estos juegos de azar».

De acuerdo a la iniciativa parlamentaria, debe restringirse la promoción de productos relacionados al juego mediante el patrocinio de equipos deportivos, así como realizar campañas de sensibilización y prevención dirigidas a jóvenes. También, buscan limitar los horarios en los que se emitan los anuncios, que además deberían incluir, según la propuesta, mensajes que alienten el “juego responable” y que prevengan la participación de menores de 18 años.

Además, propone limitar la presencia de personas populares «idealizados» por los jóvenes en los anuncios de este tipo de juegos (muchos jugadores de fútbol y otras personalidades promocionan empresas de juego), establecer la prohibición total de publicidad del juego online en espacios destinado a los menores, como por ejemplo sitios web, redes sociales, juegos o aplicaciones, o restringir la utilización de bonos de regalo o las bonificaciones por la inscripción de los apostadores.