La hostelería valenciana recurre a la Unión Europea para frenar la ley del juego

Hosteleros cuestionan con dureza la ley del juego valenciana y llevarán sus quejas al Parlamento Europeo.
Hosteleros cuestionan con dureza la ley del juego valenciana y llevarán sus quejas al Parlamento Europeo.

Hosteleros recurrirán al Parlamento Europeo para frenar la nueva ley del juego que congela la renovación de licencias de máquinas tragamonedas instaladas en bares y restaurantes por cinco años.

España.- La asociación SOS Hostelería, que lucha por los derechos del sector gastronómico, pedirá respaldo a la Unión Europea ante la ley del juego que condiciona fuertemente la instalación de máquinas tragamonedas en el interior de los bares y restaurantes.

El presidente de la asociación, Fidel Molina, acudirá mañana a presentar un escrito ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. En el mismo, tal como difundió la organización, señala que la Ley Reguladora del Juego y de la Prevención de la Ludopatía en la Comunidad Valenciana “conculca la normativa europea y constituye una violación de los derechos fundamentales de los ciudadanos de la Unión Europea”.

Vea también: El Consell de Valencia niega ayuda económica a sector del juego

El escrito cuestiona dos medidas incluidas en la ley. Una de ellas es la obligación de los establecimiento de contar con un sistema por control remoto de activación-desactivación de máquinas del tipo B. Para los hosteleros, esto es “incongruente” ya que la ley sí permite instalar terminales a las entidades de juego público y semipúblico.

La otra medida fuertemente resistida por los hosteleros es la que congela durante cinco años la renovación de licencia de máquinas tragamonedas instaladas en bares y restaurantes, hasta tanto se elabore un “estudio que analice el impacto social y sobre la salud pública de las máquinas de juego en locales de hostelería”.

En este artículo:
Casinos en España Regulación del juego