Hoy termina el Congreso Brasileño de Juego

El fin de legalizar es combatir la recesión y atraer nuevas inversiones.
El fin de legalizar es combatir la recesión y atraer nuevas inversiones.

La cumbre que prepara el escenario para la inminente legalización del juego, tocó diferentes temas como, por ejemplo, el dinero que se deja de recaudar anualmente en juegos de azar.

Brasil.- Según se comentó en una de las exposiciones del Congreso Brasileño del Juego, el país sudamericano deja de recaudar cerca de 5.966 millones de dólares al año por la falta de regulación.  A través de un estudio presentado ayer en la cumbre del juego, luego se discutió el impacto de la legalización de bingos, casinos juegos en línea y similares.

El abogado Fabio Ferreira Kujawski, uno de los responsables del estudio y de la organización del Brazil Gaming Congress, comentó: “El cambio de este paradigma normativo de los juegos representa un importante vector del desarrollo social y económico”. Por ello es que la liberación de los juegos está en avanzada tramitación en la Cámara de los Diputados y en el Senado Federal en un proyecto de ley que propone un marco reglamentario para el sector, en una apuesta para combatir la recesión y atraer nuevas inversiones y generación de empleo.

Por su parte, el diputado Elmar Nascimento, presidente de la Comisión Especial legislativa que analiza la propuesta de legalización de los juegos de azar y quien participó ayer del congreso, anticipó que tendrá hoy una reunión con el jefe de Diputados, Rodrigo Maia, para fijar con “urgencia” la votación de la iniciativa. Sólo los bingos, que en Brasil operan de manera clandestina, dejan de entregar unos 387,8 millones de dólares al fisco.