Herederos del contador de la mafia van por el Hotel Riviera de La Habana

Meyer Lansky fue mentor del "lavado de dinero" de la mafia.
Meyer Lansky fue mentor del "lavado de dinero" de la mafia.

Los nietos de Meyer Lansky reclaman una compensación por el casino expropiado en la década del 50

Cuba/ Estados Unidos.- Los que vieron El Padrino, más precisamente la segunda parte de la saga, recordarán a Hyman Roth como “el contable” de la familia Corleone y quizás sepan también, que ese personaje estuvo basado en el mítico Meyer Lansky. Ruso de nacimiento, estadounidense por adopción, Meyer fue una leyenda junto a Lucky Luciano y a quien se le atribuye, por ejemplo, la creación de la mayor parte del sistema de “lavado de dinero” de la mafia.

Después de invertir en Las Vegas, con sedes en Chicago y Nueva York, y aprovechando el boom turístico en La Habana, Meyer se asoció al dictador cubano Fulgencio Batista y juntos construyeron el Hotel Riviera. Dicen que ese fue el mayor sueño de Lansky y uno de los últimos casinos en construirse en esa isla del Caribe. Después de la Revolución Cubana en 1959, el gobierno expropió todos los casinos y hoteles, forzando a los mafiosos a movilizar sus inversiones a otro lado.

Más de medio siglo después, los herederos de Lansky  están a punto de presentar un reclamo por el hotel, revisando sus derechos desde que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciasen hace un año que trabajarían por normalizar las relaciones. El nieto de Lansky, de 60 años, dijo que él, su madre y un tío son beneficiarios de un fideicomiso de su abuelo y tienen “derecho a una indemnización por el hotel que se inauguró en diciembre de 1957 y fue nacionalizado en la década de 1960”. El litigio recién comienza.