Extremadura insiste con limitar el juego

Las casas de apuestas en Extremadura esquivaron una nueva propuesta regulatoria.
Las casas de apuestas en Extremadura esquivaron una nueva propuesta regulatoria.

Tras el rechazo a una propuesta del grupo político Unidas por Extremadura, diputados insisten en que la comunidad debe regular las casas de apuestas.

España.- La Comisión de Hacienda y Presupuestos rechazó una propuesta presentada por el grupo político Unidas por Extremadura para regular con más restricciones las casas de apuestas en la comunidad, ante los riesgos de juego problemático.

Pese a la negativa del gobierno, el diputado Joaquín Macías defendió la propuesta e insistió en imponer medidas que protejan a la población de la ludopatía y de los problemas con el juego: “No debemos olvidar que no hace falta ser un ludópata para tener un problema con el juego, ya que se estima que uno de cada cuatro jugadores que ha jugado en los últimos doce meses presenta algún tipo de problema con el juego”.

La propuesta, recordó, buscaba “implementar regularmente planes de inspección en las casas de apuestas presenciales para aumentar los controles y prevenir el acceso a las personas menores de edad. Asimismo, realizar programas de formación de la Policía Local sobre la aplicación de la normativa y las infracciones más habituales relacionadas con las apuestas y el juego”.

Unidas por Extremadura proponía además “llevar a cabo actividades informativas en los centros educativos, en el marco de la prevención de adicciones generadas por el juego y las apuestas, para informar de los riesgos y problemas de salud pública”.

La postura de otros partidos

Tras contar con el único apoyo de Ciudadanos para esta propuesta y la negativa de PSOE y PP, Macías insistió en que “la Junta debe tomar nota de por donde tiene que ir la legislación y las medidas sociosanitarias que habría que tomar en relación con el juego”.

“Creo que sigue habiendo locales muy cercanos a los centros escolares, parece que va a ser así si no hay enmiendas y seguimos percibiendo que sigue habiendo un aumento del juego. No se trata de perseguir, ni de demonizar o recaudar más, sino que nos preocupa todas las implicaciones sociales que tienen”, concluyó.

En este artículo:
juego responsable Regulación del juego