Enfático rechazo del gobernador a los casinos de Coahuila

El Gobernador de Coahuila rechazó la reapertura de casinos durante una ceremonia de graduación de cadetes.
El Gobernador de Coahuila rechazó la reapertura de casinos durante una ceremonia de graduación de cadetes.

Rubén Moreira Valdez apuntó que la apertura de casinos en el Estado de Coahuila llevaría a un aumento del crimen y la inseguridad.

México.- El gobernador de Coahuila Rubén Moreira Valdez expresó su absoluto rechazo a la apertura de casinos en el estado en un discurso durante la ceremonia de graduación de la Fuerza Coahuila en Piedras Negras. El dirigente del PRI aseguró que la prohibición se debe a que los casinos “pagan cuota al crimen” y advirtió que, de aprobar su funcionamiento, la situación del estado “se descompondría en 30 días».

Moreira Valdez apuntó que el surgimiento de salas de juego en Coahuila tendría un impacto negativo sobre el comercio de la región, porque genera que la gente “se la pase todo el día allí”. Además, advirtió sobre la situación en los estados vecinos y disparó: “Permitan que los casinos regresen, vendan alcohol las 24 horas, contraten policías sin pruebas de control de confianza, bájenle el sueldo, quítenle prestaciones, hagan apología del crimen y en 30 días (el estado) se descompone. Y si no, vean a nuestros estados vecinos: en 30 días se descompuso Chihuahua. Hubo 181 por ciento más homicidios en 30 días».

No es la primera vez que el gobernador se manifestó en contra de los casinos en Coahuila: “Los impuestos que generan los casinos no justifican la autorización para que se vuelvan a instalar en Coahuila, pues vale más la vida de las personas”, señalaba en diciembre y afirmaba que los casinos abrirían las puertas al crimen organizado.

Quien también mostró su rechazo al juego fue el candidato a gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís. El copartidario de Moreira Valdez -lógicamente- comparte la idea de mantener la prohibición sobre las salas de juego en el estado y la semana pasada sentenció: “A Coahuila ya no regresan los casinos”.

Quienes apoyan la reapertura son los integrantes del Partido Joven, que rompió su coalición con el PRI, fuerza que gobierna el estado y a la que pertenece también el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto. Tras la postulación a la Cámara de Diputados de Humberto Moreira, el partido presentó un proyecto para recuperar la industria de apuestas de Coahuila mediante la reapertura de casinos y la creación de nuevas salas de juego. La propuesta es una de las banderas que ha tomado el Partido Joven de cara a las elecciones del próximo 4 de junio.