El casino argentino de Miramar sigue con futuro incierto

El juego de ruleta habría perdido muchos adeptos en los últimos años.
El juego de ruleta habría perdido muchos adeptos en los últimos años.

La sala se mantiene en buen estado, pero los trabajadores dudan de la continuidad de trabajo que puedan mantener en ese recinto costero.

Argentina.- Aunque el casino ubicado en el complejo Casino de la ciudad de Miramar, aún se mantiene en buen estado, la inquietud de los trabajadores de la misma se acentúa a medida que no surgen novedades en cuanto al futuro de todo el predio. Con el contrato de permanencia de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires a punto de vencer a fin de año, más allá de la voluntad manifestada de que la sala siga allí, los integrantes de los dos gremios de trabajadores que se desempeñan en el lugar se plantean interrogantes al respecto.

Los empleados que desempeñan labores en el casino ya mantuvieron dos reuniones en las últimas semanas con el intendente de esa ciudad costera, Facundo López, donde acordaron líneas de pensamiento en cuanto a la continuidad o no de la sala en el complejo. Los trabajadores hicieron saber: «Lamentablemente está muy complicado el tema, pues estamos supeditados a lo que ocurra con la concesión de las máquinas tragamonedas, situación que parece no tan fácil de resolver por las dudas que existen en torno a los posibles inversores”.

Desde adentro, piensan que esta semana debería reactivarse alguna tratativa: «en agosto debía surgir una definición, pero como va la investigación y demás, seguramente demorará más tiempo”. Existe una posibilidad firme que quien obtenga la explotación de las tragamonedas no quiera instalarlas en el casino sino en algún otro edificio, lo que podría ser en la zona intermedia entre el Centro y la Villa Díaz Vélez, o incluso en un hotel. El problema, dicen, es que el juego de ruleta perdió muchos de los adeptos que tuvo en otras épocas.

En el caso del Casino de Necochea en esta etapa invernal cuenta con solo seis mesas, cuatro para ruleta y las otras dos de carteado. La sala funciona cuatro días por semana: los jueves y domingos de 21 a 2.30 y los viernes, sábados y vísperas de feriado de 21 a 3 de la madrugada siguiente, respectivamente. En lo que atañe al número de trabajadores, también comprendidos por otras áreas como la de mantenimiento, seguridad y limpieza, suman 110 en la actualidad.