El bingo en España sufre la crisis

Según la CEJ, el bingo se desplomó este año.
Según la CEJ, el bingo se desplomó este año.

Las ventas del bingo en España cayeron un 51% desde enero hasta agosto y se proyecta un desplome del 45% para fines del 2020.

España.- La Confederación Española de Organizaciones de Empresarios del Juego del Bingo (CEJ) reveló una caída del 51% en el sector en el período enero-agosto y anunció que prevé para este año un desplome cercano al 45% en relación con los datos de 2019.

“La situación es dramática para la industria del bingo. La pandemia representa un durísimo golpe a nuestra oferta de ocio y, para mayor preocupación, no vemos en las Administraciones -salvo contadas excepciones – la menor señal de apoyo”, dijo Fernando Henar, presidente de CEJ a la prensa local.

El bingo ya venía registrando una caída desde el año pasado, con una bajada del 1% en ventas sobre las de 2018. El 2020 se mostraba esperanzador en sus comienzos, con una suba del 1,8% en enero y del 4,8% en febrero, pero en marzo se declaró la pandemia del Covid-19 y en toda España se cerraron las salas en el marco de las medidas de confinamiento. La actividad reabrió sus puertas el 8 de junio, sin embargo, la preocupación por el contagio y los protocolos de distanciamiento y aforo limitado hicieron imposible remontar.

«Nos hemos encontrado muy poco apoyados por la Administración. Hemos enviado mensajes pidiendo ayudas, bonificaciones en las tasas para recuperar la oferta de premios, y casi siempre nos han respondido con el silencio más desalentador”, cuestionó el dirigente.

Por el contrario, el bingo electrónico tiene una mejor proyección, con caída prevista del 17,2% a final de año: unas ventas estimadas de €223 millones frente a los 269 de 2019. Pero este juego complementario representa menos del 10% del bingo tradicional, que el año pasado alcanzó los €1.805 millones.

En este artículo:
bingos España finanzas