Dos mil despedidos por la crisis del juego en Panamá

Panamá sigue esperando que se revierta el gravamen del 5.5 por ciento.
Panamá sigue esperando que se revierta el gravamen del 5.5 por ciento.

Pese al crecimiento de enero, la crisis en el juego panameño se mantiene y ASAJA busca soluciones con  el gobierno.

Panamá.- La industria de los juegos de azar en Panamá continúa en crisis y ya más de dos mil personas han perdido sus trabajos desde junio del 2015, de acuerdo a la Asociación de Administradores de Juegos de Azar de Panamá (ASAJA).

Durante enero, logró un tímido crecimiento de 1 millón 33 mil dólares (0,6 por ciento) pero es prácticamente nulo en comparación a la caída del mismo mes en el 2016 que fuera de 13,6 por ciento con 28 millones 837 mil dólares menos. En bruto, la diferencia tomando como referencia el mismo mes de un año y del otro fue que, en el anterior, llegaron a 185 millones 259 mil dólares, mientras que este último fueron 186 millones 292 mil.

El presidente de ASAJA, Antonio Alfaro, advirtió que la crisis fue provocada por la retención del 5 por ciento en impuestos que el gobierno impuso sobre la industria para financiar los aumentos para los jubilados y pensionados de la Caja de Seguro Social. Ya que el impuesto se cobra aunque el apostador gane o pierda, los ingresos en el mercado se han visto sumamente perjudicados, según explicó Alfaro.

El titular del organismo explicó que ningún jugador está dispuesto a pagar un gravamen si pierde, por lo que la medida desalienta la actividad. Por eso, comentó que se está negociando con el gobierno para buscar nuevas alternativas que, en todo caso, apliquen impuestos sobre los ganadores y no sobre los perdedores.