Conflictos en el Instituto Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza, Argentina

Carlos Bianchinelli dijo que con esto se hace daño a una institución que tiene excelentes profesionales.
Carlos Bianchinelli dijo que con esto se hace daño a una institución que tiene excelentes profesionales.

El ex presidente del directorio dice que la última auditoría “es una falacia”.

Argentina.- Según los números presentados por Cornejo y Montero, se deben cerca de 35 millones de dólares en premios. Carlos Bianchinelli dijo que “hay ignorancia” y que no se debe un peso. Dijo que los especialistas de la Auditoría General de la Nación “estuvieron tres horas” con la contadora y nada más, estos dichos no hacen más que avivar los conflictos presentes la institución mendocina.

El ex presidente del directorio del Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC), Carlos Bianchinelli, salió con los tapones de punta a responderle al Gobierno provincial tras la difusión del informe de cuentas realizado por los profesionales de la Auditoría General de la Nación y donde aseguran que en el Casino se deben 35 millones de dólares en premios.

“Lo que dice Montero es una falacia, una barbaridad. La auditoría estuvo tres horas en el Casino y se llevaron una planilla”, dijo el actual diputado maipucino por el justicialismo, asegurando que el análisis de las cuentas del IPJC no estuvo bien realizado, “porque es una estructura muy compleja y necesitás por lo menos una semana para hacer algo como corresponde”.

Refiriéndose al dinero que sale mencionado en el informe dijo que están perfectamente explicados y no se le debe un peso a nadie por premios. “Los que juegan a las tragamonedas o las mesa cobran en el momento, el que gana en la Quiniela cobra al otro día”, manifestó Bianchinelli.
De acuerdo al ex titular del Casino la razón por la cual aparece ese número en el informe es porque, al no contar con partida presupuestaria el año 2015 tuvo que trabajar con la de 2014 y, ante la mayor recaudación, solicitó al Ejecutivo un reajuste que le permitiera “imputar” los pagos, porque de no lo contrario no podía cargar esos números. “El reajuste demoró y lo hicieron casi al final del gobierno, por lo que en noviembre se registraron los pagos por 35 millones de dólares y tengo entendido que en diciembre, cuando yo ya no estaba, se ingresaron otros tantos”, dijo el actual legislador.

Carlos Bianchinelli dijo que con esto se hace daño a una institución que tiene excelentes profesionales y aseguró que “la contadora tiene cada uno de los recibos, es cuestión de hacer un análisis como corresponde, pero la auditoría fue una falacia”. El funcionario apuntó a la “ignorancia” respecto al funcionamiento del instituto y a una intencionalidad política. “Como no pudieron encontrar nombramientos hicieron esto, porque yo no hice nombramientos ilegales”, puntualizó.

Finalmente criticó la auditoría, asegurando que no tiene sentido un trabajo sin la profundidad suficiente cuando existen organismos de control como el Tribuna de Cuentas y la Fiscalía de Estado. De paso, Bianchinelli dijo que invita a la vicegobernadora a debatir sobre las cuentas del Casino volviendo a negar que haya premios impagos. Expresó además que, en caso que se hayan cometido errores, deberán responder ante los organismos de control, pero insistió en que lo presentado “es una barbaridad, porque de ser como ellos dicen sería un escándalo”.