Confirman subida de impuesto a Casino Club

Representantes de la empresa habían tratado de reducir al 50 por ciento la nueva cifra.
Representantes de la empresa habían tratado de reducir al 50 por ciento la nueva cifra.

Los operadores de los dos casinos de Rawson, Argentina, deberán pagar un 110 por ciento más.

Argentina.- Esta semana, el Concejo Deliberante de la ciudad de Rawson, Chubut, debía ratificar el aumento del impuesto al juego que será percibido por los dos casinos en funcionamiento, manejados por Casino Club. Tras una negociación que aparentaba fijar la subida en un 50 por ciento, los concejales aprobaron ayer el aumento impositivo del 110 por ciento.

Los trabajadores de Casino Club decidieron continuar las medidas de protesta que vienen llevando a cabo contra el gobierno provincial y nacional. La subida del impuesto de Rawson se suma al nuevo tributo que la industria deberá rendir al gobierno nacional debido a la aprobación de la Ley de Impuesto a las Ganancias.

“Queremos hacernos escuchar; que se entienda que gravar una actividad con impuestos irrisorios significa llevar a que en la Argentina nuevamente estemos afectados por el juego clandestino. En realidad los juegos de azar es una de las actividades que más tributa: por cada 100 pesos, 67 se devuelven al Estado. Lo que pasa es que hay una falta de información y en la cabeza de toda la gente está que 95 pesos se lleva el empresario y no es así”, explicó María Kuhnle, referente zonal de la Asociación de Trabajadores de Juegos de Azar (ALEARA). Kuhnle sostuvo que la movilización será sostenida hasta asegurar que no se perderán puestos de trabajo.

Sin embargo, según la intendenta de Rawson, de la ciudad capital de Chubut, el gerente a nivel nacional de Casino Club amenazó con llevarse de la provincia los dos casinos. “En la Comisión donde se trató la Impositiva había un criterio, por lo menos desde el bloque, de que en este marco de gran perjuicio económico hacia los trabajadores, en base a la marcha de la economía nacional, provincial y local, la idea era ahora distribuir ese costo impositivo y que no recaiga sobre los que menos capacidad de aguantar los malos momentos tienen”, comentó el concejal del bloque del PJ-Frente Para la Victoria Federico González.

Y concluyó: “Es un pedido para que aquellos que les fue muy bien en los últimos años ayuden con su compromiso a llevar los malos momentos entre todos. Es una redistribución tanto de los recursos como de la carga impositiva. A partir de eso, buscamos que 2017 nos encuentre trabajando a todos y teniendo gestos hacia Rawson”.