Cirsa pidió asistencia para paliar la crisis del juego

 Ante tanta incertidumbre, busca liquidez con el que hacer frente a sus obligaciones a corto plazo
Ante tanta incertidumbre, busca liquidez con el que hacer frente a sus obligaciones a corto plazo

Cirsa, el gigante español del juego, busca liquidez con el que hacer frente a sus obligaciones a corto plazo

España.- Cirsa, la mayor empresa de juego española, ha dispuesto de los € 175.000.000 que tenía disponibles en una línea de crédito contratada con un total de seis bancos como medida de precaución ante el cierre de bares y establecimientos por el estado de alerta. En ese sentido, la compañía elevó sus recursos en caja a más de € 350.000.000.

La empresa cerró 2019 con una deuda neta de € 2.213.000.000 y dijo a los tenedores de sus bonos que el impacto del coronavirus sobre su operativa durante enero y febrero fue mínimo, con un alza interanual de sus ingresos y del ebitda del 14% y 18%, respectivamente, en el período.

Por otra parte, Cirsa advirtió que el impacto sobre el negocio del juego se dará por el cierre temporal de los bares, donde tiene aproximadamente unas 50.000 máquinas tragamonedas, de los casinos, bingos, salas de recreativos y locales de apuestas que tiene en España, Italia y Latinoamérica. Por ese motivo, como medida de precaución, ha dispuesto de los €175.000.000 que quedaban disponibles en el crédito revolving por €200.000.000 firmado en 2018.

Advertencias de marzo

En una nota dirigida a inversores a mediados de marzo, Cirsa transmitió: “Nos gustaría comunicar que el equipo directivo está haciendo todo lo posible para minimizar y mitigar la disrupción y el coste sobre nuestro negocio”. Además, informó que se estaban priorizando pagos y optimizando las fuentes de financiación. A su vez, la compañía planteó un ERTE para el 83% de su plantilla en España.

La línea de crédito otorgaría a Cirsa un buen colchón de liquidez con el que hacer frente a sus obligaciones a corto plazo, así como tiempo suficiente ante una eventual renegociación futura de su deuda, que cotiza por encima de la de comparables y cuyo primer vencimiento es en 2023.

En este artículo:
Cirsa coronavirus España