Chile no dispone aún de una regulación hacia el mercado de las apuestas y casinos online

Actualmente no resulta ilegal entrar a portales que no poseen una licencia chilena.
Actualmente no resulta ilegal entrar a portales que no poseen una licencia chilena.

Si bien existe la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), todavía no se ha promulgado una normativa clara para los juegos online.

Chile.- Si bien Chile está un paso adelante en varios aspectos en relación a países de la región, aún no tiene una regulación hacia las casa de apuestas online o casinos. El fenómeno de las plataformas de apuestas online no se puede negar desde hace unos años y cada vez se expande más a nivel mundial. Jugadores desde cualquier rincón del mapa se conectan en un mismo sitio web para poder disfrutar de juegos mientras ven los eventos más importantes.

En el país andino, sin embargo, y por tratarse de un rubro relativamente nuevo, el juego online no posee las regulaciones necesarias para poder asegurar que la experiencia del usuario sea totalmente placentera.

El control sobre este tipo de industria de juegos online funciona en dos niveles. Uno para que quienes participan estén seguros; dos, opera sobre la legalidad de las compañías, qué hacen con el dinero que recaudan, si pagan impuestos. Es un trabajo que requiere precisión ya que cambia constantemente, dado que los sitios de apuestas y de casinos online buscan nuevas formas para atraer contantemente a los jugadores a través de promociones, premios variados y posibilidades de obtener ganancias.

El sector de las apuestas online nació hace menos de una década gracias al avance de internet. Por este motivo, las leyes en esta materia son relativamente nuevas. Al comienzo, debido a la falta de regulación, los portales web podían hacer lo que quisieran con la experiencia de juego online. Pero cuando se popularizaron, la necesidad de crear leyes que permitieran sesiones de juego justas se volvió fundamental al mismo tiempo de que se asegurara de que todos los usuarios pudieran retirar las ganancias obtenidas.

Si bien en Chile, desde 2005, existe la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), que se encarga de regular toda la actividad de los casinos en el país, todavía no se ha promulgado una normativa clara para aquellos que son por Internet. Es por ello que no resulta ilegal entrar a portales que no poseen una licencia chilena. Eso entonces significa que quienes jueguen en una web internacional, ante algún problema, no podrán ser amparados por el Estado.

Por el contrario en países como España, la legislación es fuerte tanto para los casinos físicos como los online. Todo portal de este tipo debe poseer un dominio “.es” para poder operar. De lo contrario, los españoles no pueden ingresar ya que se les bloquea el acceso. En otros países como México y Colombia los legisladores han entendido que regular a estas webs significa un aumento en la recaudación de impuestos sin precedentes y seguridad para sus ciudadanos.

Para asegurar la integridad del usuario y evitar la ludopatía hay algunos aspectos importantes de las normativas que son obligatorios para regular las casas de apuestas online y los casinos: la creación de organizaciones regulatorias para prevenir que las plataformas de apuestas online hagan lo que deseen con los usuarios. Estas organizaciones, que pueden ser nacionales o internacionales, se encargan de estudiar constantemente el comportamiento de las plataformas y otorgan licencias para su funcionamiento si se cumplen con los requisitos. Este control es necesario para que no haya evasión de impuestos y tributen en el país donde operan. Se trata de pruebas estrictas para verificar que no existan trampas de ningún tipo en las webs. También comprueban el estado de los medios de pago, la credibilidad de los dueños de la página y si poseen alguna clase de antecedentes que pueda poner en riesgo la integridad de los usuarios. Si el portal aprueba, se le otorga un número de licencia con el que demostrará que es seguro. De lo contrario, no tendrán un permiso legal para trabajar y en el peor de los casos podría ser bloqueado de la red.

El otro aspecto fundamental es la protección hacia los menores de edad. Por eso existen leyes que prohíben que los menores de 18 años utilicen las plataformas de apuesta online. Dado que es un servicio potencialmente adictivo y puede crear malos hábitos, las organizaciones reguladoras ponen énfasis en ello.

Y, por último, se toman acciones para evitar la ludopatía. Desde que existen las apuestas se ha demostrado continuamente que se trata de un fenómeno que puede constituirse como una adicción. Por ello, la sociedad, el Estado y las organizaciones luchan para proteger a las personas del uso excesivo de las mismas. Y ahora, como es tan fácil acceder de forma remota a través de un celular o un ordenador, se hace más importante concientizar sobre este tema.

En este artículo:
apuestas online casino online Chile regulación