Chile busca aumentar sus ingresos por juego

Chile busca aumentar sus ingresos por juego

«Cuando suben los premios, la gente juega más. Cuando llega más gente a jugar, hay más dinero para repartir entre las instituciones de beneficencia”.

Chile.- Los operadores estatales de juegos de azar Polla Chilena de Beneficencia pidieron aumentar los ingresos, y por lo tanto, el porcentaje destinado a la acción social, a través de una suba de las ventas que se recaudan para los premios. La empresa deberá contar con el apoyo de políticas del Ministerio de Hacienda nacional. El porcentaje de ventas de premios para los juegos Raspes y Xperto pasaría de un 53 por ciento a un 70 por ciento.

Las entidades beneficiadas por la recaudación de juegos de azar de la Polla Chilena son el Patronato Nacional de la Infancia y los bomberos nacionales. La empresa presentó formalmente ante el ministro de hacienda, Rodrigo Valdés, un proyecto de ley para acomodar los valores de los juegos y de los premios. La idea surgió a partir de medidas similares implementadas en loterías de Uruguay y de varios países europeos. Actualmente, se calcula que las ventas de Polla Chilena para este año alcanzarán los $146.000 millones de pesos chilenos (213 millones de dólares) de los cuales un 41,5 por ciento se utilizará para pagar premios, un 40 por ciento se donará a entidades sociales y el 18,5 restante será la ganancia neta de la empresa.

«Estimamos que con este cambio podremos sustraer una porción del actual negocio de los tragamonedas ilegales, lo que le permitirá a PChB cumplir con su objetivo social, que es combatir el juego ilegal por la vía de proveer juego no adictivo y de paso, allegar al menos U$S 10 millones adicionales a las instituciones de beneficencia de la que Polla es su benefactora», sentenció Edmundo Dupré, presidente de Polla Chilena. Las máquinas ilegales de tragamonedas son una competencia desleal contra los organismos autorizados, ya que otorgan menos porcentaje de premios y no pagan impuestos. “No ayudan a ninguna institución ni tampoco aportan recursos para el Estado, el 50 por ciento de las ventas va para el bolsillo del dueño”, se quejó el titular. Y además aseguró que si avanza el proyecto de ley para aumentar los premios, se podrá invertir en la mejora de loterías instantáneas y apuestas deportivas, dos juegos que vienen siendo muy redituables para la empresa.