Casinos en Brasil: nuevo apoyo al sector

Luiz Solano, futuro presidente de ABRAJET DF, defiende la legalización del juego.
Luiz Solano, futuro presidente de ABRAJET DF, defiende la legalización del juego.

El futuro presidente de la Asociación Brasileña de Periodistas de Turismo (DF) manifestó su apoyo a la legalización de casinos en Brasil.

Brasil.- El periodista Luiz Solano asumirá como nuevo presidente de la Asociación Brasileña de Periodistas de Turismo del Distrito Federal (ABRAJET) el próximo 18 de diciembre y, así, el juego suma un aliado en una importante posición. El funcionario entrante es un defensor de la legalización de los casinos en Brasil, además de otros segmentos como bingo, tragamonedas y el Jogo do Bicho.

Luiz Solano es miembro de la Academia de Letras y Artes de Planalto y del Instituto Histórico y Geográfico del Distrito Federal. Pionero en Brasilia, fue decano de periodistas en el Palacio Planalto y en el Congreso Nacional. Actualmente, cubre el día a día de Brasilia para varias estaciones de radio y sitios web, siguiendo los principales eventos que suceden entre bastidores en el Palacio del Planalto, ministerios, el Congreso Nacional y otras agencias federales con sede en Brasilia.

Abrajet fue fundada el 29 de enero de 1957, en Río, por un grupo de periodistas y escritores. Actualmente tiene secciones en casi todo Brasil, movilizando alrededor de 350 periodistas, que trabajan en periódicos, revistas, televisores, radios, portales, sitios web, blogs y gabinetes de prensa de organismos públicos o empresas del sector turístico, contribuyendo al desarrollo del segmento en el país.

El debate del juego

El mercado más atractivo para la industria del juego a nivel mundial es Brasil, pero, de momento, se mantiene cerrado por la prohibición que rige sobre el sector. Sin embargo, la legalización es uno de los principales temas de agenda para el gobierno, aunque genera cierta división en el cómo.

Para el ministro de Turismo, Marcelo Álvaro Antonio, hay que hacerlo a través de resorts integrados. Explica que no sería abrir salas de slots ni bingos, sino grandes proyectos de turismo que incluirían casinos.

Si bien del lado de enfrente tiene a los anti-juego, como la ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos, Damares Alves, quien lo considera «un pacto con el diablo», también hay debate interno entre los pro-legalización.

Según el senador Angelo Coronel, otro de los grandes defensores de la legalización, la industria crearía 700 mil empleos directos y 600 mil indirectos, además de ingresos para las arcas estatales. Sin embargo, él propone que se incluya a bingos, tragamonedas y otros juegos de azar, porque considera que solo los casinos «generarían ingresos dentro de cuatro o cinco años, mientras que Brasil los necesita de inmediato».

En este artículo:
Brasil casinos legislación