La información que necesitás para ganar en el Casino de Palermo

La información que necesitás para ganar en el Casino de Palermo

Quienes conocen el colosal hipódromo de Palermo en Argentina, saben que tiene la capacidad de unir más de una actividad lúdica en un solo recorrido: carreras de caballos, casino de Palermo y gastronomía exquisita.

Así, ir un poco más allá de las clásicas salidas turísticas y dejarse atraer por unas horas de diversión ¿y por qué no? suerte en la ruleta, blackjacks o tragamonedas parecen ser una de las atracciones más demandadas por el público local y turistas que, en tiempos normales, se cuentan por miles, y cuando no, se lanzan al escalable mercado online de su nueva plataforma Betfun con cientos de juegos slots, desde el 19 de marzo de 2020.

Los salones de juegos del casino Palermo son visita obligada. Erigido como uno de los edificios más históricos y exclusivos del casco urbano más bello de Buenos Aires, sus establecimientos de fichas prometedores y con bancas millonarias, lo convierten en uno de los sitios de slots más espectaculares de Latinoamérica.

Las claves para ganar en el Casino hipódromo de Palermo

Dentro de sus salones es posible encontrar inmensidad de máquinas slots listas para la acción y para despertar el interés de los visitantes ansiosos por ganar. Disfrutar los juegos más espectaculares de casino en cada rincón, y recibir diferentes promociones y bonus.

Las máquinas son de los juegos más fantásticos que se pueden disfrutar en un casino real u online. Los hay para todos los gustos, más clásicos y modernos progresivos. Estos últimos, son los favoritos de los fanáticos en ir acumulando premios elevados que pueden hacer ganar cantidades muy apetitosas de dinero.

El sueño de casi todos, pero para alcanzarlo es necesario algo de estrategia, mentalidad fría y unos consejos de juego que ayudan a sacar más ventaja que el resto en las máquinas, se trate de principiantes o expertos.

Fijar el bankroll

Este punto será clave para saber en detalle la cantidad de dinero que se va a apostar cada vez, sin salirse. Fundamental, porque esta sana costumbre cuida la relación con las máquinas y el presupuesto de lapidarlo o generar adicción. Marca muy bien el momento en el que ya no se juega.

Valerse de los bonos

Es común que el Casino de Palermo ofrezca bonos y promociones en forma frecuente, en especial cuando son de bienvenida, que dan más. Aprovechar esas ofertas es ideal para disponer de más cash o tiradas de slots. Una manera inteligente de jugar y sumar chances, minimizando el costo.

Seguir las indicaciones

Suena a algo menor, pero es muy valioso. La regla número uno para ganar o recuperar en estas máquinas de casino, más todavía las progresivas, es conocerlas a la perfección y saber qué pasos seguir en cada etapa y al recibir bonus. A modo de ejemplo concreto, hay slots que pagan bastante más que otras. Encontrarlas es clave.

Tomar las mejores y luego probar

Como continuación del paso anterior, se debe ir más allá de la imagen o el gusto. A algunas personas les atraen más las tradicionales, pero es cierto que las nuevas logran botes más altos en apuestas grandes. Una vez ganado, bien vale cambiar. Sabido es que luego de salir un monto considerable, difícilmente se repita rápido, por eso, cambiar es una gran opción para no perder lo conquistado.

No jugar todo lo obtenido

Puede ser tentación, pero no conviene. Las máquinas suelen tener una pérdida que supera el 90%, por eso, con visión clara en mente, si se gana, lo ideal es guardarlo y no apostarlo de nuevo.

Disfrutar el juego

Por último, siempre se está tratando de azar, por eso, ir al casino o jugarlo online debe ser sinónimo de diversión y no de pensarlo como solución a los problemas diarios. Ensañarse con ganar la grande no es bienvenido.

En resumen, opciones de slots en Argentina, como en otras partes del mapa, hay muchas, pero son escasos los casinos que pueden prometer Jackspots tan beneficiosos y con más posibilidades de salir siguiendo estos tips, en sus salas como los de Palermo, en el corazón de la city porteña.