CAGE desarrollaría el juego en Puerto Rico

CAGE podría instalar más de 30.000 terminales de Video Lotería con licencia en Puerto Rico.
CAGE podría instalar más de 30.000 terminales de Video Lotería con licencia en Puerto Rico.

La empresa de juegos puertorriqueña propuso un plan de renovación para mejorar el sector.

Puerto Rico.- Robert Johnson, fundador de BET (Black Entertainment Televisión) y uno de los dueños de la empresa Caribbean CAGE de Puerto Rico, presentó a la Junta Fiscal un proyecto para instalar cerca de 30 mil terminales de Video Lotería aprobadas por el gobierno. CAGE es una de las compañías líderes en el mercado caribeño de juegos de azar al proveer exclusivos sistemas y contenidos de Video Lotería.

La instalación de miles de terminales de juegos de azar ayudará a desarrollar la economía del país y el mercado regional con la masiva oferta de oportunidades laborales y de inversión. Como detalla el plan, CAGE plantea un proyecto para lograr el ingreso de $14 billones de dólares en el sector del juego dentro de los próximos 20 años. El Departamento de Hacienda podría aprobar el proyecto inmediatamente.

Más de 100 mil máquinas tragamonedas que operan ilegalmente en Puerto Rico podrán ser reemplazadas por 30 mil terminales de Video Lotería con regulación total y autorización del gobierno. Estarán conectadas al sistema de Departamento de Hacienda de Puerto Rico para asegurar la transparencia tributaria, el trabajo conjunto y el acuerdo legal.

“»El equipo CAGE ha pasado varios años investigando y desarrollando una plataforma legal y operacional de terminales de Video Loterías para Puerto Rico, similar a la que existe en 12 estados gobernaciones de Estados Unidos. No sólo el equipo CAGE está comprometido a invertir en Puerto Rico y su pueblo, sino que estamos motivados por los líderes políticos y empresariales del país, que reconocen la necesidad de deshacerse de su economía subterránea, como lo es el  juego ilegal que no puede generar los ingresos necesarios para el desarrollo económico, la creación de empleo, y mejorar la educación y los servicios sociales. Estoy convencido de que el gobierno de Puerto Rico está comprometido con un sistema económico y financiero transparente y responsable y dará la bienvenida a la oportunidad de negocio que proponemos,» concluyó Johnson.