Ataque hacker por cambio en la ley del juego de República Checa

Hackers del grupo Anonymous atacaron  la web del Senado checo.
Hackers del grupo Anonymous atacaron la web del Senado checo.

A partir de ahora, la legislación de ese país será más estricta e introducirá nuevas y más altas tarifas impositivas.

República Checa.- Ya no es una especulación, es una realidad: la regulación del juego en la República Checa será más estricta. Finalmente se confirmó que el Estado introducirá dos tarifas impositivas de IVA: una, del 35 por ciento en el caso de las máquinas de premio, y otra del 23 por ciento en el caso de otros juegos de azar.

De esta manera, el Senado dio su respaldo recientemente al proyecto para una regulación más severa de los juegos de azar, aprobado con anterioridad por la Cámara Baja. La norma, que reemplazará la anterior del año 1990, es criticada sin embargo por las compañías que promueven juegos en Internet, porque faculta al Ministerio de Finanzas para bloquear determinados sitios web sospechosos de estar vinculados con el crimen organizado.

Mientras que el Ministerio de Finanzas está conforme con la decisión del Parlamento sobre el tema, las estipulaciones de la normativa que permiten bloquear las páginas web con dudas sobre su legitimidad, son criticadas por las compañías de Internet, que califican esta medida como una limitación de las libertades y la censura de este medio, según afirma Ján Simkanič, presidente de la Asociación para el Desarrollo de Internet.

Estas afirmaciones las rechaza rotundamente el viceministro de Finanzas, Ondřej Závodský, quien insiste que el objetivo de las estipulaciones de la directiva relativas a Internet es impedir la proliferación del crimen organizado a través de los juegos de azar en este medio.

En represalia a esta nueva normativa, hackers del grupo Anonymous atacaron este lunes la página web del Senado checo que quedó inaccesible durante varias horas. Según la agencia ČTK los hackers acometieron también contra las páginas web del Ministerio del Interior, de los cuerpos de Policía y Bomberos, y del gubernamental Partido Socialdemócrata (ČSSD).