Adiós al Riviera de Las Vegas

El hotel fue construido por mafiosos entre los 50 y 60.
El hotel fue construido por mafiosos entre los 50 y 60.

Un icono, sin dudas, el hotel casino que nació en los 50 fue demolido para construir allí un Centro de Convenciones.

Estados Unidos.- Emblema de una época de oro en Las Vegas, el Riviera Hotel fue demolido ya que allí se erigirá un Centro de Convenciones que ocupará terrenos vastos en ambos lados del Strip a un costo de 1.4 billones de dólares. Ubicado hacia el sur de la franja, rumbo al downtown, el hotel sufrió tres bancarrotas, y las administraciones de mafiosos, con sus problemas y batallas de pandillas.

Con 2.100 habitaciones, renovadas hace una década, y su relativa lejanía del centro de la actividad alrededor del Bellagio, el Paris-Vegas, y aún el ya viejo Caesars, y la capacidad del más cercano Venetian (7 mil cuartos entre éste y su gemelo Palazzo), el MGM con 5.500 cuartos más tres edificios de condominio y áreas VIP, el Riviera palideció. Sus tarifas Tres Estrellas bajaron (podían costar hace poco hasta 30 dólares, contra los 100 del Flamingo o los hasta 2.500 de los demás Cinco Estrellas).

El hotel fue construido por mafiosos entre los 50 y 60, en que andar en Las Vegas aún era un riesgo; pero su lista de entretenedores rivalizaba con cualquiera: Sinatra, Streisand en sus inicios, Dean Martin, Sammy Davis Jr., y lo administraba Ross Miller.

En su tiempo hizo mucho ruido: el famoso pianista Liberace lo inauguró el 20 de abril de 1955, con la ganadora del Oscar Joan Crawford como anfitriona, y aunque inicialmente no dio mucha ganancia, siempre fue un sitio entretenido. El área de juegos de azar conocido como “The Tangiers” (como en Tánger, la ciudad norafricana) es la que inspira al novelista Nicolas Pileggi su serie de historias: Buenos Muchachos (’90), Casino (’95), ambas de Scorsese, y la serie Vegas (2013-14).