La Superintendencia no participará en el informe del Casino Chillán

La Superintendencia no participará en el informe del Casino Chillán

El proyecto sigue parado por decisión del Consejo Resolutivo que espera el fin de la batalla legal.

Chile.- Desde el anuncio de un nuevo casino en Chillán, hace dos años, las repercusiones por irregularidades en licitaciones y manejos generaron una puja legal entre los operadores chilenos del casino Marina del Sol y la empresa argentina Boldt Peralada. Ahora, la Corte de Apelaciones rechazó el pedido de Boldt Peralada para que la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) colabore con la apelación.

El grupo Boldt denunció legalmente a su competidor, ya que este último recibió puntajes máximos en procesos poco claros por parte del Consejo Regional de Biobío. Hasta ahora, el cometido de la empresa argentina se viene cumpliendo, pero la Superintendencia no agregará comentarios sobre el controversial concurso que debe decidir quién operará el casino de Chillán en la Provincia de Ñuble. Boldt lo que le exigía a la Superintendencia era la presentación oficial de sus comentarios que afirmaban que los emails entre el ente regulador y el gobierno regional, enviados en mayo de 2014, no eran instrucciones formales.

Ambos licitantes, Marina del Sol y Boldt Peralada, coinciden en que se vieron perjudicados por las políticas del superintendente Renato Hamel, a quien el gobierno nacional obligó a renunciar a su cargo la semana pasada. Boldt acusa a la empresa chilena de licitar pese a su garantía vencida, mientras que Marina del Sol se queja por la filtración de información confidencial durante el proceso.