Vendedores de lotería dominicanos reclaman igualdad de condiciones en pago de impuestos

Los trabajadores de lotería protestaron en los alrededores del Palacio Nacional.
Los trabajadores de lotería protestaron en los alrededores del Palacio Nacional.

La Asociación Nacional de Bancas de Lotería solicitaron la suspensión inmediata del cobro del impuesto R20.

República Dominicana.- Continúa la polémica en el país caribeño por el impuesto R20 a las bancas de loterías inscritas y regularizadas como parte del proceso de regularización que encaró el gobierno en los últimos meses. Al reclamo de la Federación Nacional de Bancas de Lotería (Fenabanca), se le sumó una protesta por parte de la Asociación Nacional de Bancas de Lotería (Asonabil), y otras organizaciones afines.

Si bien la semana pasada desde la Dirección de Casinos y Juegos de Azar del Ministerio de Hacienda, informaron que todos los contribuyentes del sector tienen la obligatoriedad de pagar impuestos, conforme a la ley 139-11, las organizaciones solicitaron este jueves al presidente Luis Abinader, la suspensión inmediata del cobro del impuesto R20.

El conflicto estalló cuando Fenabanca intimó a la Lotería Nacional, el Ministerio de Hacienda y la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), a abstenerse de cobrar impuestos provisionales a las bancas de lotería que se han inscripto en el proceso de regulación que ejecuta el gobierno.

A través de una notificación, el presidente de Fenabanca Juan Antonio del Jesús pidió a Teófilo Tabar, Jochy Vicente y Luis Valdéz, titulares de la Lotería Nacional, Ministerio de Hacienda y la DGII, paralizar cualquier acción de índole impositiva hasta que no culmine el proceso de regulación que valida y verifica a las bancas de lotería inscriptas.

La Federación considera que es una medida “descabellada” y argumenta que el cobro de impuestos de manera interina sin agotar el debido proceso de regulación violaría los derechos adquiridos de aquellos dueños de bancas de lotería legales, infringiendo el derecho a la propiedad establecido en la Constitución.

Ahora, se suma el reclamo de Asonabil, quienes, reunidos en los alrededores del Palacio Nacional, llamaron a “frenar el desorden existente en el sector”, según ellos desde las autoridades se permite “la proliferación de bancas, fomentando así el lavado de activos en el país”. 

Además, aseguraron que se hace necesario que el presidente haga cumplir la ley bajo los siguientes requerimientos, enumerados por el medio local El Nuevo Diario: 

  1. Que se respete el pago de premios y se devuelva al cliente el 72 por ciento de lo apostado en quinielas.
  2. Que se castigue drásticamente la venta ilegal de números mediante cualquier dispositivo tecnológico o manuscrito.
  3. Que las autoridades asuman su responsabilidad social y “paren de una vez y por todas, la instalación de nuevas bancas de lotería, y que todas las que hayan sido denunciadas por violar el proceso de regularización sean identificadas y desmanteladas”. 

Ver también: República Dominicana: Fenabanca y Asocol llegan a un acuerdo

Qué dijeron las autoridades

Luego del reclamo de Fenabanca, desde la Dirección de Casinos y Juegos de Azar del Ministerio de Hacienda, contestaron que “todos los contribuyentes que se acogieron al plan de regularización tienen la obligación del pago tributario, en vista de que, en sus declaraciones juradas, declaran la operatividad de sus bancas”. El artículo 2 de la ley 139-11 modifica el artículo 36 de la Ley de Rectificación Tributaria, N°495-06, que establece un impuesto único de RD$35,000 anuales a las bancas de lotería. 

Desde el organismo oficial, recordaron que el envió a la DGII del listado preliminar de las bancas que se acogieron al plan de regularización para fines de pago, establece claramente que esto no representan aceptación ni registro definitivo de dichas bancas. Puesto que, los organismos del Estado con la colaboración del propio Consejo de Seguimiento, donde están representados todos los sectores ligados al juego de apuestas, colaborarán para la depuración y confección de la base de datos definitiva.

La Dirección de Casinos estuvo remitiendo al Procurador General de Corte del Distrito Nacional, designado para tales fines, todos los expedientes de oposición notificados ante esta institución, para los fines procedentes.

“En tal virtud, hemos considerado necesario, que todas las bancas que estén operando, tienen la obligación de cumplir con el pago de tributos, hasta tanto los organismos competentes, especialmente el Ministerio Público y el Poder Judicial, determinen la situación de legalidad de cada una”, dice el comunicado de la Dirección.

Ver también: Son más de 71 mil las bancas registradas para fines tributarios en República Dominicana

En este artículo:
Asonabil fenabanca Republica Dominicana