El problema entre Cordish y Madrid

Créditos: elindependiente.com
Créditos: elindependiente.com

El consultor Eduardo Morales Hermo analizó qué es lo que impide que progrese el proyecto de Cordish en Madrid y apuntó contra la infraestructura.

España.- The Cordish Companies viene peleando hace varios meses con la Comunidad de Madrid para instalar su megacomplejo de entretenimiento en Torres de la Alameda bajo la etiqueta de Centro Integrado de Desarrollo (CID). Sin embargo, la administración de Cristina Cifuentes le ha dado un revés a sus intenciones en los últimos meses y, a pesar de que la empresa norteamericana presentó un segundo proyecto, por ahora parece lejana la instalación del negocio.

Eduardo Morales Hermo, consultor de la empresa Ficom Leisure, analizó para el medio Casino-review cuáles son los motivos por los que las partes no logran alcanzar un acuerdo y apuntó principalmente a la infraestructura necesaria para el traslado hacia el complejo. “Lo primero que tienen que darse cuenta es que tienen que construir el acceso, porque está en medio de la nada”, expresó y disparó: “El gobierno no está dispuesto a gastar el dinero”.

Desde Cordish habían señalado que no era necesaria ninguna inversión de parte de la Comunidad, pero Morales Hermo sospecha que la falta de carreteras es el punto principal de estancamiento en las negociaciones.

“El presupuesto para construir una autopista para conectar con el círculo de carreteras alrededor de Madrid costará alrededor de 340 millones de euros. Así que Cordish propuso hacer la infraestructura, pero no estaba dispuesto a invertir esa cantidad de dinero”, señaló el consultor.

Además, especuló sobre “el tipo de compensación que recibirá la compañía” y reveló que sospecha que “todavía están negociando a puertas cerradas” sobre ese tema. “Están trayendo miles de millones de euros y empleos para cincuenta a sesenta mil personas, así que esperan algo a cambio”, señaló a Casino-review.

También sugirió que existen factores políticos que pueden estar afectando las intenciones de Cordish: “El Partido Popular no es un partido mayoritario en el gobierno regional y, por lo tanto, es difícil para ellos hacer algo porque siempre hay algo una crítica proveniente de sus socios en el gobierno”.

Además, apuntó contra el “populismo” reinante entre los partidos políticos españoles, lo que es causante de que “no quieran al juego”. “Debido a que el juego está involucrado, siempre son reacios a demostrar que están protegiendo a una gran empresa de casino, a pesar de que Cordish es más una empresa de entretenimiento y hotelería. El juego es parte de la oferta, pero sólo una pequeña parte del complejo en general”, agregó.

Sobre el aspecto político también disparó que la oposición al gobierno de Cifuentes no quiere votar algo que sea positivo para su imagen, aún a instancias de no favorecer un proyecto que pueda ser productivo para la región. “Es todo político”, sentenció.

En este artículo:
cordish Eduardo Morales Hermo Madrid