México: asociación de casineros pide un impuesto “único, justo y proporcional”

La asociación de casineros apoya la medida impositiva tomada por el Ejecutivo de Nuevo León.
La asociación de casineros apoya la medida impositiva tomada por el Ejecutivo de Nuevo León.

La Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA) pidió al gobierno federal que implemente un impuesto homologado.

México.- La Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA), solicitó al gobierno una homologación impuestos. Piden que la reforma fiscal contemple un cobro federal único, justo y proporcional.

Este reclamo se dio luego de que el gobernador de Nuevo León anunciase “facilidades administrativas” en relación al ajuste del pago de derechos que los casinos deben hacer por cada una de sus máquinas tragamonedas.

“En principio hablan de un acuerdo de facilidad administrativa y se refiere a las máquinas. Hay que recordar que en el caso de Nuevo León se cobra un impuesto que se estableció en 2015 para entrar en vigor en 2016 del 10 por ciento a los jugadores, ese impuesto se incrementó a partir de este año al 15 por ciento, afectando directamente al jugador”, sostuvo el presidente de la AIEJA, Miguel Ángel Ochoa Sánchez.

Antes de la pandemia, conformado por 384 salas en operación, contribuía con un poco más de $5.000.000.000 (USD 250m) anuales a las arcas de la Federación y otros $2.000.000.000 (USD 100m) a Estados y municipios, lo que lo convierte en una de las industrias que más impuestos paga en términos proporcionales.

En ese sentido, Ochoa Sánchez dijo: “Los impuestos en general estrangulan fiscalmente a la industria y fomentan indirectamente el juego clandestino e ilegal, al tiempo que inhibe la inversión, por lo que vemos con buenos ojos esta medida para llegar a un aliento económico”.

Lo que reclaman desde AIEJA es una reforma fiscal urgente en la que se añada un cobro federal único, justo y proporcional, sobre los beneficios reales de sus empresas, que pueda posteriormente ser redistribuido a las entidades federativas que tengan casinos en sus territorios.

De acuerdo con lo planteado por el sector, la solución que proponen ampliaría la base gravable, reduciendo el monto de los impuestos actualmente vigentes, atraería nuevas inversiones y duplicaría los cerca de 150 mil empleos que en la actualidad ofrece el sector de manera directa e indirecta.

Ver también: México: continúa la auditoría a los casinos de Sonora

En este artículo:
Casinos en México mexico