Levantan suspensión de licencias para el juego en Navarra

Vuelven a habilitar la entrega de licencias al juego en Navarra pero con restricciones de acuerdo a un nuevo planeamiento urbanístico que deja afuera a las casas de apuestas del casco urbano.
Vuelven a habilitar la entrega de licencias al juego en Navarra pero con restricciones de acuerdo a un nuevo planeamiento urbanístico que deja afuera a las casas de apuestas del casco urbano.

Se aprobó una nueva regulación para permitir nuevas licencias a las casas de juego en Burlada, Navarra, pero quedarán fuera del casco urbano.

España.- Tras un año y medio con las licencias al juego completamente suspendidas, las autoridades de Burlada, en la comunidad española de Navarra, aprobaron una nueva normativa urbanística que contempla la instalación de nuevas casas de apuestas.

Las restricciones a la instalación de nuevas casas de apuestas están siendo discutidas en toda España. Navarra ha sido especialmente estricta en sus normativas y, mientras la ciudad de Pamplona todavía estudia qué medidas tomar, Burlada, donde actualmente hay tres casas de apuestas, aprobó una nueva reglamentación urbanística que, si bien limita la llegada de nuevos locales, al menos levanta la suspensión al otorgamiento de nuevas licencias que se impuso el 26 de diciembre del 2019.

La resolución se dio a conocer a través de un informe del Ayuntamiento: “La legislación autonómica del juego establece un sistema de autorización específica para la explotación y apertura de establecimientos destinados a tal fin y a estos efectos debe obtenerse una preceptiva autorización administrativa por el órgano competente de la Comunidad foral y asimismo ha creado el Registro de Juegos y Apuestas de Navarra con el fin de establecer controles tanto previos como sancionadores con el fin de que éste sea un sector regulado. No obstante, desde las competencias locales también se pueden establecer parámetros limitadores de la implantación de estos establecimientos en sus municipios”.

Tras indicaciones de expertos en urbanismo, se determinó que los locales destinados a las actividades específicas de apuestas, salones de juego, salas de bingo y análogos, o la ampliación de los ya existentes, deberán mantener una distancia mínima de 400 metros con cualquier punto de la parcela en la que se encuentren las instalaciones deportivas, culturales, educativas y recreativas, “con el fin de proteger a población vulnerable, independientemente del término municipal en el que se encuentren dichas instalaciones”.

En este artículo:
Casinos en España Regulación del juego