Legisladores brasileños se oponen a la ley

Un tercio de la Cámara Baja de Diputados presentó su desacuerdo con la legalización.
Un tercio de la Cámara Baja de Diputados presentó su desacuerdo con la legalización.

A medida que la legalización se vuelve inminente, más opositores refuerzan su postura.

Brasil.- La legalización de los juegos de azar en Brasil es esperada mundialmente por las empresas más significativas de la industria. Mientras que el Senado, con apoyo del presidente Michel Temer y varios Ministerios, busca avanzar con la medida, la Cámara Baja de Diputados formalizó ayer un pedido de bloqueo contra la ley.

Días atrás, una Comisión Especial había aprobado el proyecto regulatorio que legislaría el mercado de juegos de azar brasileño y permitiría la instalación de casinos, loterías, jogo do bicho, bingos, apuestas online, entre otras propuestas. Sin embargo, la ley podría quedar nuevamente estancada por el poder legislativo, ya que un tercio de los 513 diputados se opone a aprobarla.

El conglomerado de legisladores de la Cámara Baja presentó un pedido formal para bloquear el proyecto de ley e impedir que siga avanzando. Según el reporte, la legalización de juegos tendría un impacto negativo en la sociedad brasileña. Mientras tanto, empresarios, legisladores y asociaciones buscan impulsar la legalización que, argumentan, ayudará a equilibrar el déficit fiscal que atraviesa el país latino.

“Me preocupan la adicción que genera el juego y el riesgo de que destruya familias. El lucro es privado pero el costo es social”, explicó Roberto de Lucena, un legislador y pastor evangélico de São Paulo. En contraposición, los impulsores de la ley sostienen que la actividad de juegos de azar está muy presente en Brasil, pero al no estar legislada y regulada impide que el Estado se beneficie de ella también. “Es un proyecto que beneficiaría a toda la sociedad. En realidad no hay otra opción porque las apuestas ya existen en todo el país. Lo que hacemos es tratar de evitar la corrupción y la delincuencia””, aseguró Ciro Nogueira, el autor del proyecto de ley del Senado.