Es oficial: El casino de Ushuaia se convertirá en un centro cultural

El Casino de Ushuaia, que pertenecía a la empresa Casino Club, había cerrado en el 2018.
El Casino de Ushuaia, que pertenecía a la empresa Casino Club, había cerrado en el 2018.

El icónico casino con forma de ballena, que durante un período en la pandemia funcionó como vacunatorio, será transformado en un centro cultural y tecnológico.

Argentina.- El Casino de Ushuaia, que había cerrado sus puertas hacia el final del 2018, ya tiene ahora un nuevo destino. El establecimiento del juego más austral del mundo será reconvertido en un “Polo Tecnológico y Cultural”, según anunciaron ayer autoridades del Gobierno de Tierra del Fuego.

Se trata de un edificio icónico en el corazón de la capital fueguina, con vistas al Canal de Beagle. Está ubicado sobre una superficie de 6.500 m2 y cuenta con una fachada con forma de ballena. Dispone de amplios espacios en desnivel, además de un sofisticado sistema de calefacción, doce baños, dos cocinas, un restaurante y un escenario, entre otras comodidades.

El terreno fue adquirido a la empresa Casino Club en US$9,1 millones, durante la gestión de la exgobernadora Rosana Bertone, a fines de 2019. Sin embargo, la necesidad de instalaciones de gran capacidad llevó a que, durante la crisis sanitaria de 2020, se utilizara como centro de atención de pacientes Covid-19, y posteriormente, como el único vacunatorio habilitado de la ciudad.

Vea también: El regulador fueguino IPRA celebró sus 28 años

Ahora, ya transcurrido el que se espera haya sido “el peor período de la pandemia”, las autoridades resolvieron otro destino. Optaron por incluir el excasino dentro de un proyecto de creación de un “régimen provincial de promoción de economía del conocimiento”, presentado a la Legislatura en los últimos días.

La ministra de Producción y Ambiente de Tierra del Fuego, Sonia Castiglione, confirmó que tienen la intención de que funcione como centro de desarrollo de “actividades culturales, educativas, científicas, tecnológicas y actividades productivas propias de la economía del conocimiento”.

Traspaso de manos

El 2017 fue un año álgido para los casinos sureños. Un grupo de legisladores locales buscaba aprobar un proyecto que limitaría el horario de funcionamiento de las salas de juego en la ciudad. Esto con el objetivo de “reducir la ludopatía”, dado que los locales estaban habilitados para funcionar las 24 horas y esto estimulará la actividad. Sin embargo, la entidad no tardó en despertar el reclamo de los sindicatos.

Un año después, inmerso en otra serie de conflictos, el Casino de Ushuaia cerró sus puertas. El inmueble pertenecía a la firma Casino Club, propiedad de Cristóbal López. Y tras ser vinculado a causas de corrupción durante los gobiernos anteriores, el empresario se desprendió de sus operaciones de juego.

Así, el negocio dejó en la calle a alrededor 90 personas, incluyendo también las que trabajaban en otra sala de menor tamaño. En sus tiempos dorados, la firma había llegado a emplear más de 250 trabajadores y, además de los juegos de azar, organizaba shows musicales y fiestas temáticas.

Tras el cierre de la sala, la empresa vendió sus concesiones de explotación vigentes hasta 2035, por US$750 mil a la empresa Casino Status.

Fue entonces cuando dos adolescentes de 15 años iniciaron una campaña por Internet para transformar el lugar en un centro cultural. Abril Gauna y Micaela D’annuncio juntaron más de 3.500 firmas a través de la plataforma Change.org, y lograron que el Gobierno provincial se interesara en el tema.

Después de las tasaciones oficiales, la exgobernadora Bertone cerró la operatoria de compra por un total de u$s 9.104.000, de los que la exmandataria pagó un adelanto de US$2 millones antes de dejar el cargo, y los restantes 7.104.000 se cancelarán en los próximos tres años, a través de 20 cuotas trimestrales de US$355.200, señalaron fuentes oficiales.

Melella cuestionó que la operación estuvo “plagada de puntos oscuros”, que fueron desde el costo del edificio que “varió desde los 6 hasta los 10 millones sin demasiadas justificaciones”, hasta la oportunidad en que se llevó a cabo, “en medio de una crisis económica, comprometiendo la futura gestión y no siendo un tema prioritario”, dijo el Gobernador poco después de asumir el cargo.

En este artículo:
Casino Club Casino de Ushuaia Casinos en Argentina