El riesgo de crédito de Enjoy se mantiene pese a sus malos balances

Los malos balances de Enjoy provocaron que la industria chilena cierre el 2016 con pérdidas.
Los malos balances de Enjoy provocaron que la industria chilena cierre el 2016 con pérdidas.

La clasificadora de riesgo ICR mantuvo a Enjoy en un escalafón intermedio de riesgo crediticio, pero le asignó la etiqueta “En observación”.

Chile.- Los malos resultados de la compañía operadora de casinos Enjoy arrastraron los números de la industria en el 2016. Por eso, la clasificadora de riesgo ICR le asignó este martes, a pesar de mantenerla en la categoría BBB (que se ubica en el medio de las siete), la etiqueta “En observación”.

Enjoy registró pérdidas el año pasado por 40.119 millones de pesos chilenos (casi 62 millones de dólares) y por eso generó que la agencia advirtiera sobre su riesgo financiero. La firma operadora de salas de juego ha intentado realizar movimientos de financiamiento para mejorar su situación económica, pero no ha logrado conseguir su objetivo.

Desde la clasificadora apuntaron que “no ha existido una reducción real de las obligaciones, lo que significa que la compañía continúa altamente endeudada, con una cobertura del servicio de la deuda ligada muy estrechamente a la materialización de las reestructuraciones”. Por eso Enjoy debe llevar a cabo a la “brevedad posible” las alternativas de financiamiento que busca aplicar para liberar la liquidez de la compañía.

“Si los plazos se extendieran más allá de lo presupuestado por esta clasificadora, la clasificación podría sufrir un impacto negativo respecto a su rating actual”, advirtió ICR.

La clasificadora explicó que el ambiente regulatorio “favorable para los actuales competidores” en el sector, operaciones en mercados con “buenas condiciones económicas de largo plazo”, la “gran calidad” de sus activos y “márgenes moderados” con respecto a otras firmas han permitido mantener a Enjoy en la categoría “BBB”. Este escalafón es el intermedio de los 7 que existen y engloba a aquellas empresas que tienen “cuotas con suficiente protección ante pérdidas asociadas a riesgo crediticio”.